Trabajo híbrido: descubre algunos riesgos – Blog de Empléate
fade
5993
post-template-default,single,single-post,postid-5993,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Trabajo híbrido: descubre algunos riesgos

Hoy más que nunca el trabajo híbrido (combinación entre remoto y presencial) es una realidad que la mayoría de las empresas alrededor del mundo está aplicando, no solo por temas de prevención por el Covid-19, sino también por un tema de comodidad para permitirle a los trabajadores que tengan un mejor equilibrio en sus vidas laborales y personales.

Sin embargo, existen algunos aspectos que pueden estar pasando desapercibidos, ya sea por la rutina diaria o porque sin querer se les considera de poca relevancia. Se trata de ciertos riesgos que los trabajadores pueden estar experimentando al estar trabajando de manera híbrida, motivo por el que las empresas deben estar atentas a fin de identificarlos y hacer lo posible por darles solución. A continuación, mencionamos algunos de ellos:

Personas más sedentarias. Sí, el trabajo remoto se ha afianzado como una de las mejores opciones para encontrar empleo en tiempos de pandemia, incluso en otros países, sin tener que abandonar la comodidad y el resguardo del hogar, sin embargo, esto ha hecho que un gran número de personas se hayan vuelto más sedentarias al estar casi todo el día sentadas frente a un computador, dejando de lado la actividad física.

Para evitar que esto se agudice, es importante hacer que los empleados tomen conciencia de este gran riesgo, ya sea a través de charlas o el seguimiento de cada caso particular. La clave es saber llevar un mensaje con respecto a los beneficios de adoptar un estilo de vida más saludable donde, además de dedicar tiempo al trabajo, se le dediquen energías al descanso, a hacer ejercicio y alimentarse de manera equilibrada.

Salud mental deteriorada. Sin duda uno de los riesgos más latentes en los trabajadores, ya sea porque al estar en casa algunas empresas pretenden que los trabajadores estén a atentos a cualquier eventualidad durante todo el día, sin importar el horario, o porque el encierro les haga sentir ansiosos y agotados emocionalmente al no tener alguien para compartir, como solía ser en la oficina. 

Ante esto, es fundamental que las empresas diseñen estrategias de acompañamiento donde analicen cómo los empleados están manejando la situación de tener que trabajar de manera híbrida y cómo esto les puede estar afectando, por ejemplo, si se sienten solos, aislados o preocupados por sus finanzas y el bienestar de sus seres queridos. Aunque no parezca, estos temas generan ansiedad y estrés en los trabajadores, por lo que reconocerlos y crear programas para prevenirlos es importante para evitar la aparición de patologías más graves. 

Mobiliario inadecuado. El trabajo híbrido puso en evidencia la importancia de tener mobiliario y herramientas adecuadas para poder trabajar desde casa sin sucumbir en el intento. Tener una buena postura, proporcionada por una silla ergonómica, es crucial para poder rendir en el trabajo, aspecto que muchos descubrieron al estar varias horas sentados en un mueble que lejos de proporcionar comodidad, ocasionaba dolores de espalda y, en el peor de los casos, lesiones musculo-esqueléticas.

Para evitar que los trabajadores pasen por esto, las empresas pueden activar programas de evaluación de riesgos para la salud, a fin de detectar posibles amenazas para el bienestar del empleado, una manera de fomentar la cultura preventiva donde los empleados comprendan la importancia de cuidar la salud y su productividad, por ejemplo, a través de una buena postura.  

Ignorar patologías crónicas de los empleados. El cambio de una modalidad de trabajo netamente presencial, por otra híbrida puede haber agravado la salud de las personas, sobre todo de algunos empleados que ya tenían algún padecimiento crónico, por ejemplo, de hipertensión o diabetes, los cuales pueden sentir que su rendimiento laboral ha disminuido.

En este caso, las compañías pueden implementar o reforzar programas de gestión de enfermedades para enfocarse en ayudar a empleados que padecen patologías específicas, sin que esto afecte su papel dentro de la organización. Es una excelente alternativa para ofrecer orientación y acompañamiento con respecto al cuidado de la salud y la importancia de mejorar sus hábitos de vida.   

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/estos-son-los-riesgos-mas-comunes-en-entornos-de-trabajo-hibridos

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario