Tolerancia en el trabajo, ¿un reto inalcanzable? – Blog de Empléate
fade
2859
post-template-default,single,single-post,postid-2859,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Tolerancia en el trabajo, ¿un reto inalcanzable?

mindulness¿Sabías que hoy es el Día Internacional de la Tolerancia? A partir del año 1996, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), estableció el 16 de noviembre como día para recordar y reflexionar sobre la importancia de ser tolerantes.

La tolerancia es sinónimo de respeto y comprensión, y por medio de ella generamos un ambiente de paz; ser tolerantes puede significar un reto inalcanzable si no aceptamos los puntos de vista distintos a los nuestros, ni aquellos comportamientos e ideas que no son compatibles con nuestra forma de ser y pensar.

Respetar las opiniones y la forma de ser de otras personas permite desarrollar positivamente cualquier tipo de relación, especialmente en el ámbito laboral, donde es necesario y fundamental mantener buenas relaciones profesionales e interpersonales, porque invertimos gran parte de nuestro tiempo al trabajo y se presta para convivir con nuestros compañeros.

Para crear un ambiente laboral productivo y agradable para todos se debe reconocer, en primer lugar, que cada persona es diferente y, por tanto, es necesario escuchar y comunicarnos asertivamente.

Generalmente pensamos que las diferencias de opinión son malas, cuando en realidad aprendemos de ellas y nos ayudan a crecer como persona. 

Por otra parte, desarrollar la empatía en el trabajo nos permite imaginarnos en la situación de algún compañero por un momento, y así entenderemos mejor su posición y aceptaremos su forma de pensar.

Una de las prácticas positivas para generar un buen ambiente laboral es predicar con el ejemplo, evitando los prejuicios, malinterpretaciones y la discriminación. También, la forma como realizamos solicitudes o respondemos, es cierto que actuamos distinto, sin embargo, debemos ser educados en todo momento y con todos.

Asimismo, es importante evaluar si nuestro comportamiento afecta de alguna forma a nuestros compañeros de trabajo, y en ese caso, moderar lo que esté al alcance de nuestras posibilidades, por ejemplo, las risas constantes y fuera de tono.

“El mayor resultado de la educación es la tolerancia” Helen Keller.

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido