¿Recuerdas cuando en la oficina…? – Blog de Empléate
fade
1600
post-template-default,single,single-post,postid-1600,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Recuerdas cuando en la oficina…?

Recuerdas oficLa tecnología avanza de forma abrumadora; desde que comenzó el nuevo milenio muchas cosas han cambiado no solo en el ámbito personal, también en la forma de trabajar: desde la vestimenta, los tipos de trabajo y los dispositivos electrónicos.

Haciendo memoria de esos cambios, ¿Recuerdas cuando en la oficina encontrabas algunos de estos equipos?

Máquina de escribir: Por supuesto, hablamos de muchos años atrás, borrar palabras sí que era un problema. Estas máquinas, ahora exhibidas en museos, fueron las madres de las computadoras y/o laptops que tenemos en nuestros escritorios, les debemos mucho.

Teléfonos/Fax: Siguen siendo parte de la oficina pero definitivamente la estética de estos aparatos ha cambiado significativamente, siendo más cómodos como los teléfonos inalámbricos y de alguna forma “más bonitos”.

Proyector: Gracias al avance de estos aparatos, las presentaciones son más fáciles de realizar, explicar y son más dinámicas. No hay excusas para que tu presentación se vea genial, corporativa y en HD.

Disquetes: ¿Los recuerdas? Eran cuadrados y venían en varios colores, tenían poca capacidad y servían para guardar documentos; normalmente estaban regados por toda la oficina. Fueron notablemente sustituidos por dispositivos con mayor capacidad de almacenaje, los Pendrives.

Archivos: Esos sí que cambiaron, y para bien. Los archivos de oficina ahora son poco comunes, ya que la gente prefiere guardar los archivos en un lugar mucho más pequeño como la PC. Ocupaban mucho espacio, eran pesados y a veces no querían abrir ¿No te pasó?

¿Recordaste cuando estos equipos estaban en la oficina? Si no los usaste por lo menos has escuchado hablar de ellos. Lo cierto es que la tecnología pudo avanzar un montón y tu sitio de trabajo haber cambiado mil veces, pero hay una cosa que nunca cambia: Tu taza de café.

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario