Recomendaciones para tener pensamientos de abundancia – Parte II – Blog de Empléate
fade
6035
post-template-default,single,single-post,postid-6035,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Recomendaciones para tener pensamientos de abundancia – Parte II

Como comentamos en el artículo anterior, a veces nos resulta difícil deslastrarnos de los pensamientos de negatividad, sin embargo, podemos lograrlo cuando comprendemos la importancia de transformar nuestra mentalidad por una donde la abundancia sea la protagonista.

Aunque todos en algún momento hayamos pasado por situaciones donde caemos en el “no puedo”, hoy es el momento de dejar eso atrás, transformando esa manera negativa de pensar que no conduce a nada, por una mentalidad de abundancia donde veamos al mundo como un parque de oportunidades infinitas para mejorar nuestra condición emocional y económica.

En esta segunda parte, mencionamos otras recomendaciones para aprender a pensar de manera abundante:

Sé más agradecido, lo que tienes vale. Muchas veces le damos más importancia a los bienes materiales por encima de lo que realmente nos hace quienes somos: nuestro interior, nuestras emociones, lo que podemos ofrecer al otro. Practicar la gratitud sin duda es uno de los métodos más reconocidos para mejorar considerablemente el bienestar general (físico y mental). Agradecer lo que tenemos, sea mucho o poco, en lugar de quejarnos cada minuto por lo que nos falta o creemos que nos falta, nos ayudará a sentirnos más felices y, tal vez, hasta en paz con nosotros mismos.

Una excelente alternativa para comenzar a practicar la gratitud es tomando papel y lápiz (o un blog de notas digital), para escribir al menos cinco cosas por las que deberías sentirte agradecido. A través de estas anotaciones será más sencillo darnos cuenta que muchas veces nos ahogamos en un vaso de agua, cuando la realidad es que hasta los detalles más pequeños son la razón suficiente para estar felices.

Aprende a ver más allá de lo evidente. Aunque esta frase nos recuerde (sobre todo a los Millenials) a una famosa serie animada, lo cierto es que tiene mucha razón, ya que cuando aprendemos a ver que hay más oportunidades que limitantes en nuestro camino, es más sencillo cambiar la percepción del mundo. Cuando nos atrevemos a pensar desde la abundancia, podemos ver que hay más opciones y más recursos que podemos aprovechar para impulsar nuestras metas y que por más difícil que parezca, siempre habrá una manera de poder hacer realidad las cosas. Entrena tu mente para mantener a raya la negatividad, piensa en todo lo bueno que podría suceder.

Define lo que quieres lograr económicamente hablando. Tener un objetivo claro de cuál es la intención que se tiene para hacer dinero, sin duda será de gran ayuda para sentir que realmente se está logrando algo y que el esfuerzo está rindiendo sus frutos. Tómate unos minutos para definir desde la abundancia lo que quieres lograr en el campo financiero, trazando tus objetivos específicos y alcanzables como una manera de medir todo lo que puedes hacer. Piensa que todo lo que estás haciendo es para estar en una mejor posición económica y porque mereces cosechar cosas buenas.

Que el dinero no sea tu carta de presentación. El hecho de tener mucho o poco dinero no debe ser lo que te defina como persona, ya que, si bien el dinero puede ayudarnos a que nuestra vida sea un poco más fácil, esto no nos hace mejores personas o, por el contrario, el hecho de carecer de él no debe significar que nuestro valor como personas sea menor. Nuestra relación con el dinero debe ser saludable si lo que buscamos es crear un patrimonio. Nuestra identidad como personas debe ir más allá del dinero (poco o mucho) que podamos estar percibiendo y cuando nos hacemos conscientes de eso es más sencillo colocarnos es una posición más equilibrada donde mantengamos los pensamientos de escasez o ínfulas de superioridad al margen. Es mejor concentrarnos en hacer más y tener más para activar la energía de abundancia con el dinero.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/8-tips-para-crear-una-mentalidad-de-abundancia

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario