Recomendaciones para dar “malas noticias” en tu empresa – Blog de Empléate
fade
6079
post-template-default,single,single-post,postid-6079,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Recomendaciones para dar “malas noticias” en tu empresa

En el ambiente laboral se presentan diversos escenarios, unos tal vez más sencillos de manejar y otros quizás un poco más difíciles como, por ejemplo, comunicar “malas noticias” o informaciones que pueden resultar poco agradables para algunos miembros del equipo de trabajo. Ante esta situación se hace indispensable que la persona encargada de emitir el comunicado tenga entre sus cualidades una capacidad fortalecida para comunicarse de forma asertiva.

La comunicación asertiva, según Alfonso Aguilar, experto en comunicación e instructor en la plataforma Udemy Business, es la herramienta o capacidad de expresar lo que uno quiere, piensa y siente de manera honesta, correcta y directa, sin que esto llegue a afectar las intenciones del interlocutor y respetando siempre lo que la otra persona siente y piensa.

Se puede reconocer a una persona que se comunica asertivamente cuando es capaz de mostrar preocupación e incluso empatía por el otro, por lo que sus mensajes y la manera de expresarlos siempre están basados en la transparencia y sin la menor intención de dañar o afectar los intereses, sentimientos y dignidad de un tercero. Cuando se trata del entorno laboral, estas personas lo tienen muy presente y hacen lo que esté en sus manos para promover una comunicación lo más sana y clara posible.

A continuación, mencionamos cinco recomendaciones propuestas por Alfonso Aguilar para ponerlas en práctica al momento de comunicar informaciones no tan positivas:

Tómate un tiempo para conocer a tu público. Esto es algo fundamental, ya que, si bien la idea no es meterse en la vida del otro, sí es bueno que al menos tengas una idea bastante clara de la personalidad de esa persona, sus expectativas, preocupaciones, etc. De esta manera será más sencillo determinar el tono de voz que usarás para expresarte, si puedes hacer comentarios divertidos o no y quizás lo más importante de todo, adelantarte a sus posibles reacciones para saber cómo manejar la situación.

Genera confianza. Aunque parezca obvio, muchas veces se deja de lado y cuando una persona es llamada para darle una información, generalmente piensa de manera automática que es por algo “malo”. Si bien puede que la información que estés por comunicar no sea agradable para el interlocutor, trata en lo posible de hacer que el otro se sienta cómodo, relajado y en confianza. Inicia una conversación coloquial y natural donde la otra persona pueda sentirse libre de contarte sus cosas.

Aprende a suavizar los mensajes. Si ya sabes que darás una noticia que poco agradará, evita lo más que puedas comenzar con eso. En su lugar trata suavizar el mensaje advirtiéndole al interlocutor que se le dará una noticia “no favorable o no positiva”, primero para evitar que el otro caiga en pánico y sienta que su vida laboral está por terminar y segundo para que no se malentienda la intención del mensaje que quieres dar. Prueba empleando expresiones como “tengo noticias no positivas” o “necesito comunicarte algo que puede no agradarte o gustarte”, aunque no parezca le permitirá al interlocutor prepararse emocional, mental y moralmente para lo que se avecina.

Cuenta con algunas soluciones para disminuir la presión. Sin duda es algo crucial, ya que, aunque es inevitable que le digas al otro una información negativa, siempre será de mucha utilidad que dispongas de posibles soluciones para apoyar al interlocutor y disminuir la presión que esto pueda provocarle. Piensa también que esas soluciones que propones pueden no gustarle al otro, por lo que deberás prepararte para su contrapropuesta y así saber manejar la situación para que ambas partes queden conformes.

Trabaja en la retórica y los dotes de buen comunicador. Si lo que buscar es comunicarte asertivamente debes trabajar en la retórica y explotar tus habilidades de comunicación al máximo. Recuerda que la idea es persuadir al otro y hacerle entender, de buena manera, que hay cosas que debe transformar o reestructurar (si así lo desea) para que todo fluya mejor. Hacer un buen uso de la retórica te permitirá manejar mejor la posible resistencia que puede mostrar el otro ante tu petición.

Por: GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/5-basicos-para-comunicar-noticias-poco-positivas-en-tu-empresa

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario