¡Quita esto de tu CV ya! – Blog de Empléate
fade
6069
post-template-default,single,single-post,postid-6069,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¡Quita esto de tu CV ya!

En la actualidad el currículo sigue siendo una de las mejores herramientas para conseguir empleo, al aplicar a las diferentes ofertas de empresas alrededor del mundo. Sin embargo, con el paso del tiempo, las cosas se van transformando y es usual que, hasta la manera de elaborar el CV y la información que se debe incluir allí, varíen también.

Si bien hasta hace algunos años la norma era que mientras más detallado y completo estuviese el CV, mayores eran las posibilidades de quedar en un empleo, ya que el reclutador podía ver casi de todo allí. Hoy la tendencia es distinta, por ello, a continuación, dejamos algunas recomendaciones para que retires de tu CV esas cosas que quizás no son tan relevantes y prestes atención a esas que sí te ayudarán a destacar.

Pasatiempos. Este antes era uno de los aspectos más llamativos para los reclutadores, sin embargo, hoy casi no lo es, ya que, aunque les importa que tengas tiempo libre y que lo uses en actividades productivas o para tu crecimiento personal, no es relevante saber específicamente cuáles son. Los reclutadores se están enfocando más en que tengas los requisitos esenciales que busca la organización y que seas capaz de cumplir con las metas requeridas, así que siéntete libre de obviarlo, ya lo podrás hablar en la entrevista laboral, si te lo preguntan.

Exceso de habilidades blandas. Es cierto, las habilidades blandas o “soft skills” son una tendencia actual que los reclutadores están ávidos por encontrar, sin embargo, abusar de ellas en el CV puede ser contraproducente. Está bien que seas capaz de trabajar en equipo y valorar la responsabilidad por sobre todas las cosas, sin embargo, hacer mucho énfasis en ello y obviar las habilidades duras o “hard skills” puede hacer que te dejen de lado. Es mejor, en este caso, enfocarse en las habilidades concretas como manejo de diferentes programas, un lenguaje digital o diferentes idiomas, que te permitan destacar sobre los demás.

La foto. Esto era un requisito casi que inexorable, ya que las empresas lo exigían para poder ver al candidato antes de una entrevista cara a cara. Hoy ya no es necesario incluir una foto y, de hecho, en muchas organizaciones está prohibido exigir que los candidatos incluyan una imagen, ya que se puede prestar para prejuicios subjetivos (ropa, peinado) impactando de manera negativa en la decisión del reclutador. En este caso, lo ideal es destacar tus habilidades profesionales.      

Correos inadecuados. Sin duda es algo que se debe evitar a toda costa, ya que es muy común que los reclutadores se encuentren con currículos donde las direcciones de correo electrónico son, por ejemplo, lacatirasexy69@… O elsayayín666@… Lo ideal es que, si la persona que se va a postular sabe que tiene un email desactualizado o inapropiado, abra una cuenta en Gmail con un nombre que se ajuste a las exigencias del mercado laboral, evitando personajes de ficción o frases sugestivas que ocasionen que se les descarte inmediatamente.   

La dirección de habitación. Un aspecto clave que debes considerar, debido a que en la actualidad los reclutadores no piden que los candidatos coloquen en los CV su dirección de habitación, ya que generalmente lanzan sus ofertas para aquellos que viven cerca de las empresas, es decir, asumen que quienes se postulan son personas que viven cerca de la sede de una determinada empresa, por lo que la recomendación es que revises muy bien cada oferta antes de postularte y si sabes que no estás cerca de la sede de la empresa, ni te postules, a menos que estés dispuesto a mudarte en caso de contratación.

Pronombres personales. Esto es algo crucial, ya que muchas personas cometen el error de colocar palabras como “nosotros” o “yo” en los currículos, cayendo en redundancia, ya que es algo implícito en el CV, simplemente está de más.

Exceso de experiencias laborales. Aunque tengas muchos años de experiencia en el área, lo más recomendable es colocar en el CV las experiencias laborales más recientes, así evitas llenar el CV con demasiada información que al final no le aportarán mucho valor a lo que está buscando el reclutador. Trata de incluir a lo sumo unas cuatro o cinco experiencias y las demás déjalas para la entrevista presencial, si te lo preguntan.   

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/las-7-cosas-que-debes-eliminar-de-tu-cv

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario