Preguntas frecuentes en una entrevista laboral – Parte II – Blog de Empléate
fade
6223
post-template-default,single,single-post,postid-6223,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Preguntas frecuentes en una entrevista laboral – Parte II

En el artículo anterior hablamos de la importancia de prepararnos para cuando llega el momento de hacer frente a las entrevistas laborales con un reclutador. Explicamos que muchas veces sucede que nos llaman y al no estar preparados terminamos respondiendo de manera errada o nos quedamos paralizados.

Para evitar esta situación, mencionamos algunas de las preguntas más frecuentes que suelen hacer los reclutadores con la finalidad de medir, entre otras cosas, tu personalidad, tu capacidad para enfrentar retos y manejar la presión, así como la manera de tratar con los demás. Las preguntas que manejamos en la primera parte fueron: cuál es tu mayor defecto, qué te animó a buscar empleo y cuánto aspiras ganar. A continuación, seguimos con el listado.   

¿Por qué has tenido varios empleos en tan corto tiempo?

Una pregunta que sin duda requiere de mucha pericia para dar una respuesta que, lejos de hacerte lucir como una persona inestable, te haga ver como alguien que busca nuevos desafíos.

Cada vez que los reclutadores analizan los CV suelen fijarse en el tiempo que duran las personas en sus empleos anteriores, por lo que al ver que una persona ha pasado por varios empleos, en tan poco tiempo, les enciende una especie de alarma que puede hacerles pensar que esa persona es inestable o que probablemente ha tenido problemas para adaptarse.  

Lo ideal es que, si es tu caso, trates de enfocarte en los aportes que hiciste en cada oportunidad laboral que se te dio, así como las habilidades o diversas funciones que pudiste desempeñar con éxito mientras estuviste allí. Sin duda mencionar tu capacidad para aprender cosas nuevas y adaptarte puede resultar positivo.

¿Cómo te desenvuelves en situaciones de estrés?

Una de las interrogantes que siempre va a surgir porque a los reclutadores les interesa saber si tienes la habilidad de hacer frente a los desafíos y si eres capaz de mantener la cordura sin perder el control cuando las cosas no salen como esperas. Por ejemplo, en áreas vinculadas a ventas, las empresas buscan personas que puedan manejar la frustración y que puedan hacer varias actividades de manera simultánea. La clave estará en responder de manera honesta y tratando de dejar claro que tienes la capacidad para ocuparte de las exigencias del puesto, sabiendo que el estrés y la presión forman parte del entorno laboral.

¿Qué me puedes decir de ti?

Otra de las interrogantes que suele desestabilizar la tranquilidad del entrevistado, ya que, por su amplitud, lejos de incentivar un diálogo enfocado y específico, puede hacer que muchas personas caigan en el error de hablar de más y sobre aspectos que para nada interesan al reclutador. La idea es que trates de preparar con antelación un discurso claro y perspicaz con el que te puedas describir desde tu faceta de empleado.

No te vayas por las ramas y evita a toda costa hablar de tus cosas personales y concéntrate en tu profesionalidad, por ejemplo, el tipo de empleado que eres, qué habilidades tienes para aportar a la empresa o por qué deberían considerarte como un elemento valioso para la organización. 

Habiendo tantos candidatos ¿por qué debemos contratarte a ti?

Llegó el momento, una de las preguntas que suelen hacerse al final de la entrevista y es donde muchos caerán o resultarán vencedores. Pues sí, llegó el momento de venderte y para hacerlo bien debes enfocarte en los puntos fuertes de tu CV como tus cursos y diplomados, aquí no hay oportunidad para la modestia (sin caer en la arrogancia).

Recuerda que las empresas siempre buscarán a las personas con más conocimientos y que estén más capacitadas para hacer la diferencia dentro de la compañía. Destaca lo mejor de ti, eso que sabes que están buscando y que solo tú puedes ofrecerlo. La clave de todo siempre será la preparación, la honestidad y la confianza en ti mismo y en lo que puedes hacer.

Por GGBA

Fuente: https://bit.ly/3taLbjt

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario