¿Cómo manejar la inteligencia emocional en el trabajo? – Blog de Empléate
fade
1130
post-template-default,single,single-post,postid-1130,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Cómo manejar la inteligencia emocional en el trabajo?

1720988347a3d8472ef45b08da3e0c51La inteligencia emocional determina la capacidad de integrar y conducir emociones propias y ajenas de forma efectiva en nuestra vida, para actuar positivamente y producir mejores resultados.

Por consiguiente, percibir e interpretar las emociones de los demás dentro del ámbito laboral permitirá llevar una excelente relación de trabajo con nuestros compañeros y supervisores.

Pero, ¿cómo manejar la inteligencia emocional en el trabajo?

Tomando como base los libros del psicólogo y especialista en inteligencia emocional Daniel Goleman, te presentamos estas recomendaciones: Utiliza tus fortalezas y debilidades: cada persona es única y distinta a los demás, por eso, enfócate en aprovechar tus cualidades y defectos para beneficiarte, y piensa qué es lo que te hace diferente a otros.

Interésate en lo que hacen tus compañeros de trabajo: conocer las habilidades y funciones de tus compañeros, te servirá para relacionarte productivamente y ganar contactos valiosos y necesarios que pueden ayudarte a realizar tus proyectos. Asimismo, genera un clima organizacional agradable.

Presta atención: realiza una tarea a la vez para mantener activa tu atención y escuchar realmente cuando te hablan, de lo contrario, disminuye tu desempeño laboral (productividad), y tu capacidad para relacionarte con otros, debido a que se dificulta entablar una conversación por atender actividades simultáneas.

Aprende de tus errores: no te aferres al fracaso, si caes, levántate y continua. Analiza los errores que te llevaron a ese fracaso para corregirlos y seguir tu camino, te ayudará a crecer como persona. No esperes a que todo se solucione solo.

Identifica los motivos de tu enojo: todos sentimos enojo en algún momento, es un estado de ánimo que no se puede ocultar. Sin embargo, puedes identificar y reconocer el por qué, si realmente tiene una explicación razonable, para evitar lastimar los sentimientos de los demás.

Ayuda a tus compañeros: invierte una parte de tu tiempo para ayudar a los compañeros que estén muy complicados con sus labores. Además de sentir satisfacción por tu colaboración en el cumplimiento de metas, te ayudarías a ti mismo, ellos sabrán recompensarte.

Trata a los demás según su personalidad: llevarse bien con todos implica conocer e identificar la personalidad de cada miembro de tu equipo de trabajo, y la capacidad de tratarlos adecuadamente.

Utilizar la inteligencia emocional en tu área de trabajo te servirá para mejorar tu potencial emprendedor y desarrollar una actitud social, brindando de esta manera, la sensación de felicidad y éxito profesional.

No esperes más, ¡pon en práctica estas recomendaciones!

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario