¿Le das al desayuno la importancia que se merece? – Blog de Empléate
fade
5873
post-template-default,single,single-post,postid-5873,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Le das al desayuno la importancia que se merece?

Es verdad, mucho se ha hablado acerca de la importancia del desayuno como la comida más importante del día, al tratarse del combustible necesario para poder hacer frente a todas las actividades que tenemos pendientes durante la jornada. Sin embargo, aún hoy son muchas las personas que se levantan y se van a sus lugares de trabajo (o trabajan desde casa), sin pensar siquiera en el desayuno, personas que creen que con una taza de café es suficiente hasta la hora del almuerzo. Sin ánimos de ser alarmistas, se trata de una decisión errada, ya que, si bien cada organismo es distinto y funciona de acuerdo a requerimientos específicos, tomar el desayuno debe convertirse en un hábito que no debe ser menospreciado.

Pero, ¿por qué es tan importante?

Los expertos en nutrición coinciden en que, si bien todas las comidas del día son importantes, el desayuno es por mucho el más importante, básicamente porque venimos de un gasto energético que se produce al dormir y que debe ser repuesto con alimentos de calidad que nos ayuden a mantener la salud física y mental.

Muchas veces sucede que una vez despiertos sentimos muchas ganas de comer, pero en lugar de pensar en alimentos saludables y nutritivos, caemos en la tentación de ir por alimentos ultra procesados o, en el peor de los casos, no ingerir nada. Esto generalmente puede suceder, por ejemplo, al no tener tiempo o no tener apetito en lo absoluto. Para evitar caer en esto, es necesario ir creando un hábito de alimentación donde el desayuno sea tan o más importante que el trabajo que realizarás en el día.

El desayuno debe ser entonces algo de lo que no puedes prescindir y al que le debes dedicar tiempo de planeación. A continuación, mencionamos algunos motivos por los que debes darle al desayuno la importancia que se merece:

Conseguir los nutrientes necesarios. El cuerpo necesita nutrientes y debes garantizar que los obtenga de la mejor manera. Para ello trata de idear un desayuno completo y variado que te permita alcanzar la vitalidad y energía necesarias para comenzar el día con buen pie y poder rendir durante la jornada. Si comienzas el día sin ingerir alimentos estarás con hambre haciéndote sentir ansioso y estresado, lo que trae como consecuencia que termines buscando alimentos altamente calóricos y poco sanos que te darán una sensación momentánea de tranquilidad y al final te pasarán factura. Si comes bien evitas estar pensando todo el día en comida y estarás más enfocado en tus actividades.

Mantener un peso saludable. Cuando ingerimos alimentos saludables y con alto valor nutritivo podemos ser capaces de mantener un mejor control de nuestra salud y de nuestro peso. Acá es necesario evitar caer en el error de obviar el desayuno pensando que, si hacemos esto, conseguiremos bajar de peso. Al contrario, cuando no desayunas puedes llegar a ganar más peso porque cuando llegue el almuerzo estarás hambriento y querrás comerte el plato más grande que hay en el menú.

¿Cómo hacer que el desayuno sea saludable?

En la actualidad hay muchas alternativas de las que te puedes apoyar para hacer de tus desayunos una de las comidas más saludables y sin tanto esfuerzo. Uno de los primeros aspectos que debes considerar es pensar qué quieres desayunar a lo largo de la semana, de esta manera puedes elaborar un pequeño listado que te ayude a balancear los alimentos y así evitar caer en la repetición o en el aburrimiento. Cuando planificas lo que quieres comer durante la semana puedes ahorrar mucho de ese tiempo que escasea en las mañanas.

Siempre que tu cuerpo te lo permita y no tengas alguna alergia, trata de incluir cereales, lácteos y fruta fresca. Aquí entra en juego la imaginación acerca de qué sabores y combinaciones de alimentos te gustaría realizar. Prueba con yogures naturales y frutas frescas que puedas combinar con algunos frutos secos de tu preferencia.

Al contrario de lo que muchos opinan, no dejes de lado el pan, ya que puede aportarte muchos beneficios. Inclínate por los panes integrales, minimizando el consumo de harinas refinadas. Puedes combinar el pan de diversas maneras, por ejemplo, con queso blanco, pechuga de pavo, huevos como los prefieras, aguacate, tomate, lechuga, alfalfa y un toque de aceite y sal.

Si eres de los que prefieres tener un toque dulce en las mañanas, puedes optar por incluir mermeladas naturales, miel, chocolate oscuro y otras frutas de temporada para darle un toque adicional al desayuno. No hay límites para la imaginación.

Por GGBA

Fuente: https://www.universia.net/es/actualidad/orientacion-academica/tips-para-preparar-un-desayuno-sano-y-equilibrado.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario