Jugar para impulsar la productividad – Blog de Empléate
fade
5890
post-template-default,single,single-post,postid-5890,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Jugar para impulsar la productividad

Muchas son las estrategias que se están implementando en la actualidad para impulsar la creatividad y hacer las cosas de diferente manera a como se venían haciendo. Tal es el caso del uso de juegos como una herramienta para que las personas, además de cumplir con sus pautas laborales dentro de la oficina (o en sus hogares), se puedan divertir.

Es común que al hablar de espacios laborales pensemos casi de manera inmediata en lugares fríos donde no se puede hacer más nada que trabajar, manteniendo estricto orden y sin reírse mucho. Si bien hasta hace poco esta era la norma en la mayoría de las empresas, la realidad es que hoy son cada vez más las compañías que están optando por pensar fuera de la caja, aplicando nuevas estrategias que les permitan incrementar la productividad, haciendo que sus trabajadores se sientan bien. Divertirse en la oficina es la premisa.

La idea es que los empleados tengan tiempo para generar pensamientos creativos y producir ideas innovadoras. Existen diversas maneras de romper con los patrones poco productivos, creando un ambiente que nutra y acelere la creatividad en los trabajadores. A continuación, mencionamos algunos métodos poco convencionales:

Utiliza plastilina. Llegó el día y toca hacer una reunión. Puedes aprovechar esta oportunidad para, una vez dentro de la sala, entregarle a cada uno varias barras de plastilina con la finalidad de recrear algo que le recuerde a su infancia. Si bien al principio puede parecer algo loco o incómodo, lo más seguro es que se animen a hacerlo.

Se trata de una técnica que permite que, gracias a la naturaleza táctil de la plastilina, puedan establecer una conexión con su infancia, relajarse, ayudar a romper el hielo y abrir la mente. Puedes probar con unos 5 o 10 minutos para que puedan dar rienda suelta a su imaginación y luego discutir los resultados. Una vez que conversen qué hizo cada quien, puedes seguir con el tema de la reunión. Esto es ideal para conseguir mejores respuestas e ideas.

Dales tiempo para recrearse. El cerebro humano necesita descansar y desconectarse de las cosas que le generen cansancio y estrés, si bien las actividades no se dejarán de hacer, puedes planificar uno o dos días a la semana que sepas que no hay mucha carga de trabajo para que los empleados puedan hacer cualquier actividad relajante como pasear, sentarse en una plaza a meditar, ir a comer un helado o simplemente disfrutar de un rato libre en silencio.

Evita que el objetivo de la actividad se desvíe y, sin darse cuenta, termine siendo otra reunión de negocios. Al darle espacio al cerebro, hay más probabilidad de regresar renovados, con nuevas ideas y pensamientos.

Dibujar. Definitivamente no tiene que ser algo artístico o una obra digna de un museo. Dibujar o hacer garabatos permite que los empleados se sientan en confianza de poder expresar a través del papel todo aquello que va surgiendo conforme va avanzando la reunión, todo eso que les llama la atención.

Aunque no parezca, es una herramienta muy útil para activar los pensamientos creativos y en muchas ocasiones esos garabatos resultan en nuevos productos, ideas y propuestas que la compañía puede aprovechar para impulsar su éxito. El proceso de crear a través de un dibujo sencillo puede llevar a descubrimientos e ideas interesantes.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/impulsa-la-productividad-de-los-trabajadores-a-traves-de-juegos

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario