¿Imaginas ser rico antes de los 30? Parte I – Blog de Empléate
fade
5859
post-template-default,single,single-post,postid-5859,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Imaginas ser rico antes de los 30? Parte I

Hace unas cuantas décadas se establecía que para ser millonario era necesario haber transcurrido una vida entera de esfuerzos y sacrificios hasta llegar a la época de la “cosecha”, donde se recogieran todos los frutos de ese esfuerzo y dedicación. Si bien en la actualidad el esfuerzo y la dedicación no han dejado de ser factores claves y fundamentales para alcanzar el éxito financiero, la realidad es que convertirse en alguien rico, antes de cumplir 30 años de edad, ya no luce tan descabellado.

Uno de los primeros aspectos a considerar es dejar de lado la idea de “hacerse rico rápidamente”, ya que las cosas no suceden de la noche a la mañana y para volverse millonario, es necesario un proceso, aunque sea corto, de planificación y diseño de estrategias. Ya sea que estés iniciando una carrera universitaria o trabajando para encontrar tu próxima gran oportunidad, el momento de comenzar a hacer realidad tu visión es hoy.

Como dijimos, no hay una salida rápida para hacerse rico, sin embargo, hay una serie de pasos que puedes poner en práctica para sentar las bases que te harán tener una cuenta bancaria con más ceros de los que esperas a los 30 años.

Elabora un plan. Como todo en la vida, las cosas requieren de un plan, así sea algo mínimo. Empieza construyendo un presupuesto que puedas mantener a largo plazo (esto variará de acuerdo a la realidad económica de cada país). Cuando diseñes el plan toma en consideración diversas variantes que te permitan crear una estrategia que te ayude a vivir por debajo de tus posibilidades, donde los gastos que hagas sean de manera consciente, evitando así gastar en cosas que te impidan lograr el objetivo principal, acumular riqueza. Dentro de tu plan de presupuesto debes reservar dinero para cubrir tus gastos mensuales y donde cuentes con un fondo de emergencia con el que puedas cubrir escenarios inesperados.

Toma decisiones profesionales. Esto es fundamental para potenciar tus ganancias, ya que, si la meta es volverte rico, debes pensar muy bien los pasos que darás y las decisiones que tomarás para ganar más dinero. Piensa en cuáles serían las alternativas adicionales que tienes a la mano para generar más ingresos. Si estás en un empleo pregúntate si es buen tiempo para pedir un ajuste salarial o si, por el contrario, existen otras oportunidades laborales mejor remuneradas que deberías empezar a considerar. Asegúrate de estar trabajando duro y dando todo tu esfuerzo en cualquier trabajo que estés realizando.

Asegúrate de contar con varias entradas de dinero. Sin duda esto es fundamental, ya que contar con un solo ingreso no te asegura que puedas, al menos, ahorrar parte del dinero que ingresa en tu cuenta bancaria. Considera un trabajo de medio tiempo que puedas realizar desde casa, un servicio que puedas ofrecer, algo que puedas vender u otra oportunidad que puedas desarrollar a la par de tu empleo oficial. Sé creativo e intenta pensar fuera de la caja. 

Minimiza los gastos. Para poder acumular riqueza, uno de los primeros pasos es tratar de reducir tus gastos y vivir con lo necesario, no con esto queremos decir que tu calidad de vida desmejore, NO. Se trata de darte cuenta de qué es lo que realmente necesitas para estar cómodo mientras alcanzas el objetivo deseado, es decir, sin extravagancias. La mayoría de las personas ricas no manejan autos caros o viven en mansiones, tratan de mantener sus gastos lo más bajos posible para invertir los ingresos en oportunidades que les permitan multiplicar las ganancias. Recuerda, cuanto más dinero tengas para reinvertir, más rápido podrás acumular riqueza.

Atrévete a emprender. Si bien el emprendimiento no es algo nuevo, ya que en algún momento muchos dieron el paso de crear sus propias ideas de negocio, hoy es algo necesario si quieres tomar un camino más corto para generar riqueza. Intenta buscar oportunidades que te lleven más rápido a lo que quieres alcanzar, en lugar de esperar por las inversiones tradicionales a largo plazo. Ser dueño de tu propio negocio es una excelente opción y para lograrlo debes animarte a emprender en algo en lo que seas bueno o te apasione. Si bien se asumen riesgos, las posibilidades de éxito son ilimitadas, ya que, si una estrategia no funciona, puedes pensar en algo más.

Piensa a largo plazo. Si realmente quieres tener un colchón financiero que te sustente, debes planificar para el futuro y, aunque la realidad actual nos ha mostrado que planificar a veces no sirve de mucho cuando todo se puede caer en un abrir y cerrar de ojos, siempre es bueno tener hasta un plan C. una vez que tengas la oportunidad comienza a ahorrar, y si la realidad económica de tu país está algo confusa, intenta ahorrar en moneda fuerte que te permita resguardar las ganancias. Siempre piensa en un fondo de emergencia que te permita dar respuesta a eventualidades que puedan llegar cuando menos lo esperas. 

Por GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/320370
Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario