¿El TRABAJO ENFERMA? – Blog de Empléate
fade
6641
post-template-default,single,single-post,postid-6641,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿El TRABAJO ENFERMA?

La relación entre cuerpo y mente siempre han sido un tema esencial en la psicología, a pesar que no se ha logrado esclarecer del todo los mitos y tabúes que esto puede presentar. A pesar de eso, en la actualidad cada vez son más los profesionales que aceptan la influencia de las emociones en el desarrollo de enfermedades, emociones que se originan en el campo laboral.

Recientemente en las universidades de South Florida y Tulsa, en Estados Unidos, se ha desarrollado una curiosa investigación donde se analizan cuáles son aquellos aspectos del trabajo cotidiano que influyen en que las personas se enfermen. Los investigadores analizaron un total de 72 estudios realizados previamente. A partir de estos datos, los psicólogos evaluaron si existían correlaciones estadísticamente significativas entre el estrés causado por el trabajo y los síntomas físicos que presentaban las personas, como el dolor de cabeza, dolor de espalda, trastornos del sueño y los problemas gastrointestinales.

Te presentamos los resultados:

Límites organizativos: se refiere a aquellos límites asociados o relacionados con el tiempo, los recursos materiales o las barreras impuestas por los directivos. Cuando estos límites son demasiado restrictivos, pueden afectar la salud del trabajador. Los psicólogos detectaron que cuando las personas trabajaban en un ambiente demasiado restrictivo y limitante, solían aparecer síntomas como el cansancio y los problemas gastrointestinales.

Superposición en la cadena de mando: es decir, cuando un trabajador recibe órdenes contrapuestas de diferentes supervisores y no sabe cuál de ellas cumplir o darle prioridad. Este problema se asoció a dificultades gastrointestinales.

Conflictos interpersonales: no existe relación laboral que se encuentre exentas de roces y discrepancias, sin embargo, cuando la tensión aumenta demasiado las personas suelen manifestar problemas del sueño.

Ambigüedad de roles: quizás uno de los aspectos más confusos cuando el trabajador no sabe a ciencia cierta cuál es su función real y qué se espera de él. El tener que “adivinar” qué debe hacer y cómo debe realizar su trabajo provoca una gran sensación de fatiga con todos los síntomas que esta puede acarrear.

Carga de trabajo excesiva: quizás esperabas encontrar este aspecto al inicio de la lista, ya que tendemos a pensar que el exceso de trabajo nos puede enfermar. Sin embargo, los investigadores hallaron que la carga de trabajo no es un factor tan dañino como otros y solo se ha relacionado a la fatiga.

Falta de control: aunque se encuentre al final de la lista, este es el problema laboral más preocupante, no solo porque es el causante de más síntomas sino porque es el que más afecta desde el punto de vista psicológico.

Lidiar con la incertidumbre y, cuando esta se encuentra en niveles muy elevados, se comienza a percibir la falta de control. En el ámbito laboral se expresa de distintas maneras, desde la necesidad de trabajar más horas hasta la imposibilidad de saber lo que sucederá al otro día. Esta sensación se ha asociado a la fatiga, la sensación de debilidad, el dolor de cabeza, los dolores de espalda y las dificultades en el sueño.

Es importante aclarar que, estas afectaciones no necesariamente deben tomarse al pie de la letra ya que todas las personas tienen diferentes maneras de enfrentar y procesar el estrés. Es decir, mientras que a algunas personas la carga de trabajo excesiva les puede provocar solo fatiga, a otros les puede afectar la calidad del sueño. Por ende, lo más importante que nos puede transmitir este estudio se centra en el hecho de concientizar cómo las condiciones de trabajo pueden incidir en nuestra calidad de vida. Solo así podríamos eliminar todos aquellos factores que nos provocan un estrés innecesario.

Fuente: Nixon, A. E. et. Alabama. Estrés laboral; 25(1): 1-22.

Por: Reiter

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido