El estrés: el peor enemigo del éxito – Blog de Empléate
fade
6024
post-template-default,single,single-post,postid-6024,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

El estrés: el peor enemigo del éxito

Con frecuencia nos hablan sobre la importancia de esforzarnos para poder alcanzar lo que queremos, de trabajar duro para ser exitosos y de hacer lo que esté en nuestras manos (sin importar horas de sueño o días feriados) con tal de echar adelante nuestros emprendimientos. Si bien esto es algo muy cierto, ya que para poder lograr las cosas es necesario esforzarse, también es cierto que, si solo nos ocupamos de trabajar y trabajar mucho, lo más seguro es que caigamos en momentos de estrés y esto, créeme, no resulta tan positivo como se piensa.

Cuando se trata de emprendimientos una de las constantes es intentarlo cuantas veces sea necesario hasta alcanzar el objetivo deseado, sin embargo, este exceso de intentos y de esfuerzo excepcional realmente pueden resultar en un problema y no en una solución, haciendo que nos estanquemos en el camino a la superación. Entonces, ¿el estrés puede ser el peor enemigo del éxito? Sí y a continuación, dejamos algunas recomendaciones para evitar caer en esto y así poder avanzar en el camino al triunfo.

Aprende a dedicarte más tiempo. Puede que esto al principio resulte cuesta arriba, ya que desde que desde pequeños aprendemos a que lo más importante siempre será alcanzar nuestras metas, sin importar tal vez que dejemos de lado nuestra propia satisfacción. Es por esta razón que dedicarnos tiempo, hacer cosas que nos gustan, que nos divierten o que nos quitan estrés, suelen ser actividades “satanizadas”, ya que a los ojos del mundo parecieran que nos hacen “perder el tiempo”, nada más alejado de la realidad.

Cuando nos sumergimos tanto en el trabajo y en las tareas diarias que debemos cumplir, generalmente perdemos un poco de nosotros mismos, lo que a la larga nos quita esa pasión y tenacidad que nos impulsa a querer hacer más cosas que nos hagan sentir mejor con nosotros mismos; es por eso que al hacer cosas que nos desconecten de ese entorno laboral estricto o de la rutina diaria, puede ser de mucha ayuda para dedicarnos tiempo y para pensar en qué es lo que realmente queremos lograr. Dedicarnos tiempo nos ayuda a mantener a raya el estrés y vemos las cosas con mayor claridad.

Pon atención a tus comportamientos. Esforzarnos por cambiar nuestros comportamientos, solo puede llevarnos hasta cierto punto, ya que esos comportamientos están impulsados por nuestras identidades, creencias y capacidades, las cuales están arraigadas en el subconsciente.

Para conseguir un cambio verdaderamente transformacional, que sea real y duradero, lo recomendable es tratar de llegar a ese nivel más profundo del subconsciente, ya que no importa cuántas veces intentemos cambiar nuestro comportamiento, si lo que intentamos crear con nuestro comportamiento no es coherente con la identidad que tenemos, el comportamiento no se mantendrá por mucho tiempo.

Enfócate en qué te hace tener éxito y qué te hace fracasar. Esto es de suma importancia cuando se intenta ajustar la identidad que tenemos con el comportamiento de éxito que queremos mostrar a los demás. Por ejemplo, una rutina no se mantiene hasta que se convierte en nuestra identidad, por lo que, si nos disgusta hacer ejercicio, lo hacemos con moderación, pero si forma parte de lo que somos, tenemos que hacerlo con regularidad.

Es necesario tener una gran cantidad de fuerza de voluntad y esfuerzo mental, ya que enfocarte, por ejemplo, en cambiar tu subconsciente (tu “ser” en lugar de tu “hacer”) es una cosa totalmente diferente. No es fácil, por supuesto, pero tampoco es un ejercicio diario de obligarse a hacer o no hacer algo.

La mayoría de las veces para alcanzar lo que se quiere será imprescindible imprimir un mayor esfuerzo para aumentar las ventas, mejorar los flujos de trabajo y cualquier otra cosa que haga que el negocio funcione de forma más eficiente para que pueda expandirse.

Sin embargo, si esto se hace y en el fondo no se cree en lo que se hace, que eres capaz de llevar tu negocio al siguiente nivel, lo más seguro es que siempre te estanques en algún punto que estará muy por debajo de tu potencial real de crecimiento. Hazte consciente y reconoce tus miedos, tus defectos y lo que puede estar frenándote para poder superarlo.

Por GGBA

Fuente https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/estar-estresado-no-te-dejara-ser-exitoso-aunque-trabajes-duro

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario