Cuando toca regresar a la oficina, pero no soportas al jefe – Blog de Empléate
fade
6120
post-template-default,single,single-post,postid-6120,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Cuando toca regresar a la oficina, pero no soportas al jefe

A casi todos les ha pasado que una vez que saben que les toca regresar a la oficina, ya sea porque estuvieron de vacaciones, alguna enfermedad, un permiso especial o, en este caso, porque estuvieron trabajando desde casa por la pandemia, comienza una sensación de desaliento, desánimo y pocas ganas de volver, ya que, por alguna razón no soportan o se sienten incómodos interactuando con el jefe.

Si bien no es una regla que el jefe y tú se lleven como los mejores amigos o que su trato hacia ti sea especial, sí es fundamental aprender a manejar esas emociones de desgano, desánimo o incomodidad, a fin de establecer una mejor relación laboral con ese jefe que permita que las cosas fluyan mejor y que tú te sientas mejor.

En esta oportunidad dejamos algunas recomendaciones para que te prepares ante ese inminente regreso a la oficina:

Evita forzar las cosas. Cuando la relación laboral entre tú y tu jefe no es la anhelada lo más recomendable es tratar de aceptarla como es, de esta manera no caes en el error de tratar de cambiarla, ocasionando que se ponga peor de lo que pueda estar.

Si en tu caso no cuentas con un jefe agradable, abierto y disponible, sino con alguien cerrado, gruñón, con el que te cuesta mucho encajar o con el que siempre tienes que esforzarte para que la comunicación fluya, lo mejor es tratar de mantener la calma y tratar de buscar la mejor manera para que esto no te afecte personal y profesionalmente. Cuando exista alguna diferencia trata de hacerle ver tu punto de vista desde la calma y cumple con tus labores, eso hablará mejor de ti que otra cosa.

Aunque se lleven bien, tu jefe siempre será tu jefe. Esto es muy importante, ya que a veces se cae en el error de creer que como la relación con el jefe es llevadera y hay confianza, podemos tratarlo como un amigo más, sin importar el lugar donde estemos. Lo ideal es saber diferenciar el momento y respetar la confianza que se ha dado. Tampoco veas en ellos a ese padre que no tuviste o ese amigo incondicional que estará allí para ti pase lo que pase, recuerda que a pesar de todo siempre será tu jefe.   

Confía en tus capacidades. Esto es primordial, ya que, aunque muchas veces tu jefe sienta que no hay quien pueda hacer el trabajo de la misma manera que él, tú cuentas con suficientes habilidades que te hacen un profesional competente, por lo que la idea es evitar caer en discusiones sobre algunos puntos de vista que no coincidan con la visión de tu jefe y dar lo mejor de ti. Transmite confianza en ti mismo y demuestra que puedes con las indicaciones que se te dan para obtener los mejores resultados.

Respeta, pero no te dejes intimidar. Sin duda es algo que muchas veces se pasa por alto cuando un jefe es muy duro, cerrado o suele imponer su criterio por encima de las capacidades y aptitudes de los demás. Sin embargo, aunque la idea no es caer en el irrespeto, tampoco se puede permitir que un jefe humille o intimide a un trabajador porque le provoque o porque cree que “tiene el poder”, NO. Recuerda, respetar a tu jefe no es sinónimo de vivir con miedo, es saber observarle con sus cualidades y defectos para que puedas manejar la situación y conserves la paz mental.

Sé honesto con respecto a lo que te gusta y te disgusta. A veces esto puede resultar cuesta arriba si el jefe es muy cerrado y poco conversador, sin embargo, siempre es bueno buscar un momento donde puedan hablar sobre las cosas que a ambos les puede estar incomodando. Cuando se dé la oportunidad, aprovecha de decirle qué necesitas para sentirte bien y qué actitudes está teniendo hacia ti que te hacen sentir mal.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/vuelves-a-la-oficina-y-te-inquieta-volver-a-ver-al-jefe-sigue-estos-consejos

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario