Características de Elon Musk que pueden impulsarte al éxito – Blog de Empléate
fade
5957
post-template-default,single,single-post,postid-5957,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Características de Elon Musk que pueden impulsarte al éxito

Probablemente te hayas topado con algún artículo o un post donde mencionen al visionario Elon Musk, si no, te comentamos algunos de sus logros. Es cofundador de PayPal, fundador de la empresa de vehículos eléctricos Tesla y fundador de SpaceX, la compañía que se adentra en el diseño de cohetes y otras naves para hacer realidad programas espaciales que buscan colonizar, por ejemplo, Marte.

Además de ser un visionario, a Musk se le puede catalogar como un innovador, genio, líder, pero, sobre todo, emprendedor futurista al ser capaz de pensar fuera de la caja y ver al mundo desde otra perspectiva que muy pocos logran concebir.

Pero ¿qué hace que personas como Elon Musk tengan esa capacidad de darle un giro a las cosas para alcanzar el éxito de una manera sin precedentes? Si bien tiene mucho que ver con la naturaleza propia de la persona, su entorno, visión del mundo y educación, existen otros aspectos que se pueden desarrollar para comenzar a incorporarlos en nuestras vidas y así emprender nuestro propio viaje empresarial.

A continuación, mencionamos algunas razones que pueden darnos una mejor idea de por qué Elon Musk tiene tanto éxito, las cuales podrían impulsarnos a alcanzar nuestros propios logros:

Ser perfeccionista. Para muchos esto podría ser un sinónimo de arrogancia, sin embargo, al buscar la perfección con nosotros mismos, de cierta manera nos impulsamos a ser mejores cada día, no por el qué dirán, si no por lo que tú dirás de ti mismo. Un ejemplo de esto sucedió con una prueba en la que Musk recibió el 98% de puntuación en lugar de 100%, situación que le motivó a ir a hablar con su profesor para, entre negociaciones, conseguir que le llevaran su puntuación a 100%

Al ser un perfeccionista, ese 2% que lo separaba de su puntuación actual y la perfección le sonaba como un NO gigante. Pero él no aceptaría un no por respuesta, aunque solo se trataran de 2 puntos. Ese pequeño margen de diferencia significó para él una incomodidad, por lo que se llenó de valentía para afrontar una situación a la que otros hubiesen huido y peleó por su nota. Lo que para otros podía ser “nada” para el significaba “mucho” y estaría dispuesto a conseguirlo. De eso se trata, de superar nuestros propios miedos y de asumir que seguramente habrá oportunidades en las que nos dirán que NO, pero aun así lo habremos intentado y peleado por obtener otro resultado. 

Mantenerse enfocado. Es una característica que sin duda Musk ha perfeccionado con los años y que también podríamos aplicar a nuestras vidas. Con todas las distracciones digitales a las que nos enfrentamos diariamente, es usual que perdamos el horizonte, sin embargo, con constancia, trabajo y dedicación, es posible mantener el foco en lo que queremos alcanzar.

Una buena opción cuando hay un problema específico por resolver es tratar de no pensar en otra cosa que nos distraiga, sino centrarnos en la tarea que tenemos entre manos para así analizar diversas soluciones que nos permitan dar con la más adecuada y vanguardista. Al lograr un nivel óptimo de enfoque, es más probable que fluyamos mejor, que haya más energía y disfrutemos más el proceso de lo que hacemos.

Tener pasión por lo que se hace. De lo contrario todo se hará en vano o solo por conseguir una paga mensual. No tener pasión por lo que se hace aumenta la probabilidad de sentir desánimo, falta de energías y que estás acá sin un propósito claro. La recomendación es que, si no estás haciendo lo que te apasiona, entonces es mejor buscar otra cosa que sí te anime y te llene.

Musk es un caso de estudio perfecto para alguien cuya ética de trabajo está impulsada por su pasión. Ama lo que hace, porque hace lo que ama. Su pasión por su trabajo es tan intensa que, si debe trabajar unas horas más para impulsar sus proyectos, lo hará. Esto lo podemos aplicar a nuestras vidas, ojo, no queremos decir que hay que ser un esclavo del trabajo, solo que cuando eso que haces te apasiona ya no lo ves como un trabajo, sino como una misión o un juego que se disfruta.

Pensar en pequeño para ejecutar en grande. Es común que al querer emprender pensemos en grande desde el principio, aunque no está mal del todo, algo que le ha funcionado muy bien a Musk es pensar desde lo más pequeño para luego ir avanzando hasta llegar a lo más grande. La pregunta inicial siempre debe ser pequeña, ya las respuestas a esa pregunta irán creciendo progresivamente. Intenta tomar cada respuesta que se te ocurrió para la pregunta y desarróllala de la mejor manera posible. Las grandes ideas siempre surgen del pensamiento pequeño.

Por GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/373274

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario