¿Vives para trabajar? Anímate a cambiar tu realidad – Blog de Empléate
fade
4849
post-template-default,single,single-post,postid-4849,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Pensando

¿Vives para trabajar? Anímate a cambiar tu realidad

Es probable que en más de una oportunidad te hayas preguntado si estás en este mundo con la mirada fija en nada más que trabajar, ya que con el capital que obtengas te sentirás mejor y por ende podrás vivir mejor. Aunque no lo creas, es uno de los pensamientos más comunes puesto que en realidad muchas veces pensamos que es mejor dedicarle una mayor cantidad de energía al trabajo que a la vida en sí, sin embargo, hay cosas que merecen una mayor atención porque a fin de cuentas nos llenan más, se trata de la vida.

Pero ojo, los extremos tampoco son buenos ya que si por ejemplo, tuvieras la vida resuelta ¿pensarías en dejar de trabajar? Quizás muy pocas personas lo harían porque si bien trabajar implica dedicar esfuerzos para realizar diversas actividades, también significa llenarse de satisfacciones por los objetivos alcanzados y las innovaciones que puedes llegar a propiciar, no solo en tu área de trabajo sino también en el mundo.

Los inconvenientes en el plano laboral surgen cuando comenzamos a dedicarle tiempo excesivo al trabajo, cuando no existe el equilibrio y echamos a un lado nuestra vida personal y el derecho de tener espacios para disfrutarla de una manera más sana. En este caso, el trabajo ideal debe verse más como una fuente de bienestar que logre combinarse con todos los aspectos de la vida. Esto implica que podamos hacer lo que nos gusta y que compagine con todo nuestro entorno personal, ya que de otra manera pasaríamos toda la vida trabajando y no tendríamos el tiempo para vivir y disfrutar de todo lo que vayamos alcanzando.

¿Qué sucede cuando enfocamos nuestras energías en vivir para trabajar? Por lo general nos damos cuenta de este error algo tarde, cuando el nivel de exigencia laboral fue tan grande que no nos dio chance de aprovechar la vida y la desperdiciamos en cosas que realmente no nos nutrieron el alma, acumulamos estrés que en el peor de los casos hizo que no durmiéramos bien y que presentáramos problemas de salud.

Para evitar esto, una de las recomendaciones que dan los expertos es tratar de llevar una vida más balanceada que se pueda vivir, aunque pasemos una buena parte de nuestras vidas trabajando y sorteando momentos de estrés. ¿Se puede lograr? Sí y no es tan complejo como se piensa. Aquí es importante tomar conciencia que la vida es muy corta para estar en el trabajo equivocado. Si no te sientes a gusto en un lugar, actívate y busca una nueva opción que te dé satisfacción, seguramente encontrarás algo que te guste y apasione.

Trata de vivir una vida plena donde incluyas en tu día a día esos momentos donde te conectes con tu interior y le des valor a lo realmente importante, encuentra ese trabajo que te guste de verdad y ya no lo verás como tal sino como algo que realmente disfrutas y que te deja espacio para hacer lo que amas.

Por GGBA

Fuente: https://www.occ.com.mx/blog/vives-para-trabajar-o-trabajas-para-vivir/

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario