Una buena ducha fría ¿Por qué no? – Blog de Empléate
fade
5819
post-template-default,single,single-post,postid-5819,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Ducha

Una buena ducha fría ¿Por qué no?

Sin darnos cuenta, todos los días realizamos una de las actividades más importantes de nuestra rutina para comenzar con buen pie una nueva jornada. Se trata del baño matutino. Pero, ¿sabías que existe una manera más efectiva de realizarlo para que te aporte mayores beneficios? A continuación, te comentamos al respecto.

Si eres de los que necesita y disfruta darse una buena ducha antes de salir de casa por la mañana es importante que tomes en cuenta esta consideración. Las duchas le aportan energía al cuerpo y hacen que te sientas con mejor disposición para hacer frente a los desafíos del día a día, pero, aunque no lo creas, para que esto sea así esta rutina tiene su truco. Es crucial que, si lo que realmente buscas es salir recargado de energías, cambies los 90 segundos finales de cada ducha.

Se trata de alternar ciclos de 30 segundos cada uno, una vez que hayas terminado con tu ritual de limpieza. Comienza colocando el agua muy muy fría durante 30 segundos, luego cambia a agua tibia o caliente durante 30 segundos más, esto para ayudar a la piel a abrir los capilares y aumentar el flujo sanguíneo, finalmente culmina con 30 segundos más de agua muy fría.   

¿Por qué funciona?

Se trata de una técnica de muchos años de tradición conocida como hidroterapia, la cual se basa en combinar el agua fría y el agua caliente como una manera de activar las energías y enfocarlas en el objetivo que se quiere alcanzar.

Por ejemplo, hay quienes creen que darse un baño caliente por las mañanas los ayudará a estar más activos. Resulta que tiene el efecto contrario, ya que de hecho es algo que se les recomienda hacer, en horas de la noche, a esas personas que tienen dificultades para conciliar el sueño.

Cuando la persona se ducha con agua caliente y sale del baño, inevitablemente se encontrará con un entorno donde el aire es más frío, por lo que ese choque hace que la temperatura del cuerpo baje considerablemente llevándolo a un estado de mayor relajación donde la mente estará más tranquila. No es lo que se quiere en las mañanas, ¿cierto?

Hay diversas regiones del mundo, como Finlandia, donde tienen la costumbre de realizar sesiones de sauna, al menos una vez por semana, como una necesidad, para mantener el cuerpo y la mente en equilibrio. Un dato curioso es que, con una población de cinco millones de personas, en este país existen no menos de dos millones de saunas.

A continuación, mencionamos algunos beneficios de ducharte con agua fría:

Minimizas los niveles de estrés. Sin duda algo fundamental para ser más productivo y hacer que tus proyectos prosperen. Cuando estamos más activos y llenos de energías, somos capaces de enfrentar los retos del día a día y ver las cosas desde otra perspectiva. Un buen baño culminado con agua fría te ayudará a estar más saludable, dispuesto y sin tanto estrés.

Te haces inmunológicamente más fuerte. Seguramente no habías pensado en esto, pero es cierto. Hay estudios que demuestran que ducharte todos los días con agua fría hace que la cantidad de glóbulos blancos, que son los encargados de combatir las enfermedades, aumenten de manera considerable. Cuando entras en contacto con el agua fría, en su intento por calentarse, tu cuerpo acelera el metabolismo y activa el sistema inmunológico, provocando una liberación de una mayor cantidad de glóbulos blancos.

La sangre circula mejor. Otra de las bondades de ducharse con agua fría, ya que las venas y arterias se encogen de manera temporal, permitiendo que la sangre fluya más fuerte, y esto es excelente para mejorar la salud cardiovascular.

Los niveles de depresión bajan. Algo que descubrieron los estudios científicos es que al ducharse con agua fría es fundamental para estimular el sistema nervioso simpático y aumentar los niveles de endorfinas en el cuerpo. Además, esta acción ayuda a enviar una mayor cantidad de impulsos eléctricos de las terminaciones nerviosas periféricas al cerebro, reduciendo los niveles de depresión.

Por GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/267782

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario