CertificaciónDISCCada conducta nos acerca a la percepción que otros puedan tener de nosotros. Profesionalmente pareciera estar por sentado que las competencias técnicas y blandas son lo único que importa, sin embargo algunas corrientes de estudios psicológicos han determinado el valor que tiene el comportamiento humano para las relaciones.

¿Quién no ha dicho o escuchado la famosa frase: “no vengo al trabajo a hacer amigos, vengo a trabajar”? Ciertamente los contratos laborales estipulan claramente los deberes y derechos de cada trabajador, sin embargo, negarse a una relación madura con los compañeros de faena, puede devenir en asuntos más serios de lo que algunos piensan.

No se trata de cambiar la personalidad por complacer a otros, es cuestión de concientizar que quien no es capaz de establecer vínculos con terceros, sin el prejuicio de “no debo hacer amigos” ya está condicionando sus conductas a un estilo que pueda superar la barreras de la frialdad o indiferencia, puede darse el caso del irrespeto innecesario.

Existe un modelo conceptual en el que se basa el Sistema Thomas International – Análisis Comportamental de Perfil Personal – denominado DISC  –  el cual tiene sus orígenes en los estudios del Psicólogo norteamericano William Moulton Marston, publicado en su libro Emociones de la Gente Normal en 1928. Sus conceptos buscaron, originalmente, entender y sistematizar modelos de la interacción entre los individuos y sus ambientes, inicialmente enfocado en el estudio de las fuerzas militares en la segunda guerra mundial.

El DISC es un modelo que describe la conducta humana; esto es: lo que la persona dice y hace, las expresiones externas y observables de su entorno inmediato. Basándose en una escogencia objetiva de palabras se obtiene una combinación de factores del DISC que nos permiten una identificación de características que destacan un estilo comportamental de la persona dentro de su ambiente laboral actual y su comportamiento bajo situaciones de presión (personal, familiar, laboral, financiero y ambiental).

Cada inicial describe un estilo comportamental con características específicas, y a su vez existe una relación entre cada estilo:

D           Dominancia: Orientado a resultados, directo, acertado, objetivo

I             Influencia: Orientado a personas, persuasivo, comunicativo

S           Estabilidad: Gentil, paciente, organizado y persistente

C           Conformidad: Preciso, detallista, cuidadoso y lógico

Cuando entendemos nuestro perfil, se abren nuevas oportunidades, inicialmente porque logramos definir a través de un sistema objetivo cuáles son las características que definen cada conducta, además es más sencillo comprender al otro sin necesidad de establecer una relación de amistad (pero sin negarse a ella tampoco).

Entender y respetar el estilo comportamental de cada profesional, no solo supone mejores relaciones laborales, sin duda permite la integración de los equipos para trabajar en función de metas grupales, donde es comprensible el valor de cada individuo involucrado. Los aportes de instrumentos de evaluación de esta envergadura, están asociados al buen rendimiento y a la abolición de las etiquetas poco profesionales.

En Empléate contamos con la exclusividad de Thomas International en Venezuela y durante el 10 y 11 de marzo realizaremos la Certificación Internacional DISC, con validez en más de 60 países. Descubre tu perfil y sé un especialista en el análisis de otros estilos comportamentales. Revisa aquí los detalles de este evento.

Comunícate con nosotros al 0500-EMPLEATE y escribiendo a seminarios@empleate.com

¡Participa y Certifícate!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *