Dicen por ahí que uno es tan viejo dependiendo de cómo se sienta. Quizás para algunos no es más que un cliché, sin embargo, la ciencia ha logrado demostrar que este dicho es totalmente cierto, ya que nuestra actitud ante la vida y la opinión que tengamos acerca de la vejez, influirán de manera significativa en nuestro propio proceso de envejecimiento mental y físico.

Es común ver cómo personas que, si bien tienen una avanzada edad, se mantienen jóvenes y lúcidas, esto se debe a que su visión de la vida y cómo la han llevado hasta ahora seguramente ha sido positiva. Quienes logran conservar un estado de ánimo más relajado y más optimista, alcanzan a sentirse mejor con sus cuerpos mientras sus mentes funcionan de una manera más aguda y alerta, como si los años no pasaran por ellos.    

Entonces, ¿cuál es la fórmula para mantenerse joven? Investigadores franceses señalan que una de las respuestas a esa pregunta recae en ser más inteligentes, es decir, cuanto más inteligente era la persona en la adolescencia, su edad subjetiva (como se siente) será más joven. En este caso la inteligencia hace que el envejecimiento se haga cada vez más lento, pero ¿esto por qué sucede? 

Los estudios señalan que quizás se debe a que las personas que han desarrollado aún más su inteligencia son capaces de decidir de una manera más acertada y en beneficio de varios aspectos de su vida como la salud, empleos, amistades, residencias, entre otros. Sin embargo, más allá de la inteligencia, está un factor influyente que se basa en la capacidad de abrirse a nuevas experiencias, ya que la mente se abre a vivir otras situaciones que alguien, con una visión más cerrada, no se atrevería. La curiosidad por lo nuevo y, si se quiere, pensar como un niño nos hace emocionarnos y y sentirnos más jóvenes.

Una de las medidas que se pueden tomar en cuenta, si la meta es hacer más lento el envejecimiento, es salir de la rutina y hacer cosas nuevas. Prueba inscribirte en alguna práctica deportiva, tomar clases de baile, irte de excursión o planificar algunos paseos a sitios donde siempre has querido ir. Lo importante es que despiertes ese genio de la curiosidad y aumentes la creatividad, lo cual no significa que vayas a dejar de lado la estabilidad que has alcanzado hasta ahora, pero sí te permitirán tomar un nuevo aire y decirle al reloj que se espere un momentico.

Por: GGBA

Fuente: https://www.inc.com/jessica-stillman/a-new-study-found-a-surprising-but-simple-way-to-slow-aging.html