Trucos para afrontar las preguntas en una entrevista laboral – Blog de Empléate
fade
5336
post-template-default,single,single-post,postid-5336,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Entrevista Laboral

Trucos para afrontar las preguntas en una entrevista laboral

Las entrevistas laborales suelen generar angustia ante la incertidumbre de lo que pueda pasar, las preguntas que pueda hacer el reclutador y la reacción que tendrá el entrevistado justo en ese momento, lo cual puede tener dos desenlaces: salir airoso y conseguir el cargo o, en el peor de los casos, resultar en un desastre que le impida seguir avanzando en el proceso de selección. Para evitar los riesgos de un escenario devastador, la clave es la preparación, esto no solo te ayudará a estar alerta, sino que también te permitirá hacer frente a cualquier imprevisto que se pueda presentar, logrando un final positivo para ti.

Son diversas las recomendaciones que podemos darte para que te prepares, des una buena imagen, vendas bien tus cualidades, veas cara a cara al reclutador y logres una excelente entrevista laboral. Sin embargo, algo de lo que debes estar muy pendiente es de las preguntas que sin duda van a estar presentes en una entrevista laboral, por ejemplo:

¿Por qué te postulaste al cargo? Acá es fundamental que respondas de la manera más clara y precisa, evitando divagar, explicando las razones que te motivaron a postularte a ese cargo específico. Evita por todos los medios hablar negativamente de un antiguo puesto de trabajo o jefe, ya que te puede hacer quedar mal. Haz comentarios positivos de esa empresa donde quieres trabajar y argumenta con datos las razones que te hicieron cambiar de puesto y querer integrarte a esa nueva organización. 

¿Qué tienes para ofrecer a la empresa? Para dar respuesta a esta interrogante es necesario que hayas hecho una investigación de la empresa, conocer su misión, visión y valores, así como los proyectos más ambiciosos que desean desarrollar. Haz énfasis de tun puntos fuertes y esas cualidades que te diferencian de los demás, las cuales seguramente harán que califiques como un candidato seguro de elección. No dejes de lado tus debilidades, analízalas y trata de darles la vuelta para convertirlas en fortalezas.

¿Cómo te describes a ti mismo? Una de las preguntas más comunes que hacen los reclutadores para saber el modo en que te ves. Probablemente el reclutador se valga de algunas estrategias distintas para responder esta pregunta como, por ejemplo, ver detenidamente tus gestos, tu postura, la manera de hablar y desenvolverte, así como los tonos y tus silencios. Sin embargo, lo crucial es que de hacerte la pregunta directamente puedas explicar tus fortalezas de una manera original y honesta, evitando caer en frases repetidas como soy muy trabajador o muy perfeccionista.

¿Por qué debemos contratarte? Tal vez una de las que más temor cause porque usualmente no solemos hablar bien de nosotros mismo. Cuando este escenario se presente, es la oportunidad perfecta para destacar de los demás y dejar una buena percepción en el reclutador. Ten en mente todo lo que la empresa está buscando y, si tienes las cualidades, diles que puedes cumplir con sus requerimientos y más.

Además de estas interrogantes, los reclutadores pueden jugar a hacerte preguntas incómodas o trampa para probar tu nivel de seguridad en ti mismo, a continuación, dejamos algunas de las más frecuentes:

¿Qué te gusta de nuestra empresa? Una de las preguntas trampa por excelencia, ya que el reclutador buscar analizar si te vas por el sendero de la adulación o si realmente has estudiado la estructura y objetivos de la empresa donde deseas trabajar. En este sentido, en lugar de inclinarte por expresar elogios a la compañía, enfócate en decirles lo que te gusta con base en las políticas que aplican tanto con sus trabajadores como clientes externos, demuestra que te has tomado unos minutos para informarte y estudiar la estructura de negocios de esa compañía, eso te hará ganar muchos puntos.

¿Qué te motivó a buscar otra oportunidad laboral? Acá es muy tentador caer en el plan de hablar mal de la anterior compañía y, por lo general, muchos cometen ese error. Aunque la realidad sea que la paga era mala o que el jefe era nefasto, debes evitar decirlo en esa entrevista, opta mejor por decir que estás buscando un nuevo reto profesional y que deseas crecer como trabajador, de esta manera evitas que te vean como una persona que puede generar conflictos internos.

¿Qué buscas realmente? Aunque la razón sea que estás buscando mejoras económicas, elije hablar sobre las nuevas oportunidades que puedes tener para desarrollar tus habilidades y conocimientos, así como resaltar que estás preparado para un cambio. 

¿Cuánto tiempo deseas trabajar en la empresa? Otra de las preguntas que realizan con más frecuencia, sobre todo por la realidad laboral actual donde muchas personas suelen no durar mucho tiempo en los cargos. Una recomendación acá puede ser responder “la mayor cantidad de tiempo posible”. Esto, además de demostrar que tienes muchas ganas, es indicativo de una persona que puede y quiere asumir el compromiso de trabajar para desarrollar nuevas ideas y objetivos.

¿Dónde quieres trabajar realmente y en qué puesto? Muchos se caen en esta pregunta, sin embargo, debes estar muy atento. ¿Dónde? En esta empresa. ¿En qué puesto? En el que figuraba en la oferta de trabajo a la que me postulé y por la que hoy tenemos esta entrevista. Al dudar puedes crear mala impresión y hacer pensar al reclutador que no tienes pasión.

¿Consideras que tienes logros profesionales? Podría verse como una de las más crueles, sin embargo, aparece en las entrevistas y los entrevistados se caen en ella. Lo importante acá es tener confianza y no dudar, ya que al hacerlo se pierde credibilidad y el reclutador puede pensar que eres débil. Una alternativa es apelar al storytelling y resaltar alguna anécdota positiva que hayas experimentado en tu cargo anterior.

¿Cómo reaccionas ante las críticas? Probablemente nuestro primer impulso sean responder “muy bien”, sin embargo, se debe evitar. Opta mejor por decir que consideras que son de mucha ayuda para hacerte mejorar como persona y como profesional, además de permitirte aprender.

¿Puedes trabajar bajo presión manejando situaciones de estrés? Lo más importante es mostrar confianza y responder positivamente. Destaca que tienes la capacidad para ofrecer soluciones y ver las cosas desde otra perspectiva para abordar ese tipo de situaciones inesperadas.

¿Tienes aptitudes de líder? Otra de las más truculentas que pueden hacerte salir bien parado o, por el contrario, ser visto como un ególatra. Si bien el liderazgo es una de las habilidades más buscada y apreciada por un reclutador, la clave es expresar que es todo un reto que estás dispuesto a asumir y que tienes la motivación para ofrecer algo positivo a los demás.

Prepararte para una entrevista laboral y hacer frente a las preguntas que pueden surgir es todo un desafío, sin embargo, se puede lograr. Ten presente que algunas de estas preguntas solo buscan ponerte a prueba para ver cómo reacciones en situaciones difíciles y si eres capaz de asumir nuevos retos.

Por GGBA

Fuente:https://www.universia.net/es/actualidad/actualidad.empleo.entrevista-trabajo-como-prepararte-cada-pregunta-1157646.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario