Tolerancia en el trabajo, ¿un reto inalcanzable? – Blog de Empléate
fade
2859
post-template-default,single,single-post,postid-2859,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Tolerancia en el trabajo, ¿un reto inalcanzable?

mindulness¿Sabías que hoy es el Día Internacional de la Tolerancia? A partir del año 1996, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), estableció el 16 de noviembre como día para recordar y reflexionar sobre la importancia de ser tolerantes.

La tolerancia es sinónimo de respeto y comprensión, y por medio de ella generamos un ambiente de paz; ser tolerantes puede significar un reto inalcanzable si no aceptamos los puntos de vista distintos a los nuestros, ni aquellos comportamientos e ideas que no son compatibles con nuestra forma de ser y pensar.

Respetar las opiniones y la forma de ser de otras personas permite desarrollar positivamente cualquier tipo de relación, especialmente en el ámbito laboral, donde es necesario y fundamental mantener buenas relaciones profesionales e interpersonales, porque invertimos gran parte de nuestro tiempo al trabajo y se presta para convivir con nuestros compañeros.

Para crear un ambiente laboral productivo y agradable para todos se debe reconocer, en primer lugar, que cada persona es diferente y, por tanto, es necesario escuchar y comunicarnos asertivamente.

Generalmente pensamos que las diferencias de opinión son malas, cuando en realidad aprendemos de ellas y nos ayudan a crecer como persona. 

Por otra parte, desarrollar la empatía en el trabajo nos permite imaginarnos en la situación de algún compañero por un momento, y así entenderemos mejor su posición y aceptaremos su forma de pensar.

Una de las prácticas positivas para generar un buen ambiente laboral es predicar con el ejemplo, evitando los prejuicios, malinterpretaciones y la discriminación. También, la forma como realizamos solicitudes o respondemos, es cierto que actuamos distinto, sin embargo, debemos ser educados en todo momento y con todos.

Asimismo, es importante evaluar si nuestro comportamiento afecta de alguna forma a nuestros compañeros de trabajo, y en ese caso, moderar lo que esté al alcance de nuestras posibilidades, por ejemplo, las risas constantes y fuera de tono.

“El mayor resultado de la educación es la tolerancia” Helen Keller.

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.