images (1)La sostenibilidad y el éxito de las empresas dependen estrictamente de sus clientes. Por ende, la relación empresa-cliente debe manejarse sobre la transparencia, claridad y una excelente comunicación. Esta interacción puede darse de distintas formas dependiendo de la naturaleza de la empresa.

La atención telefónica en los últimos años es un recurso muy usado por empresas prestadoras de servicios como: telecomunicaciones, telefonías, banca, seguros, por nombrar algunos, los famosos Call Center son un ejemplo claro. Por otra parte, se mantiene vigente la atención presencial que se da cuando vamos a una ferretería, farmacia, kiosko, un banco, al mecánico o peluquería. Y actualmente nos topamos con la atención virtual, que se da por medio de portales, Chat, Correos, Intranet, Internet y Extranet.

Aunque el tipo de atención al cliente es importante, no lo es todo. Hay que tomar en cuenta que existen dos tipos de clientes. Los clientes internos responden a tus pares, tus colaboradores dentro de tu ambiente laboral, tu jefe o tu gerente. Y los clientes externos son aquellas personas que no pertenecen a la empresa y demandan un servicio que tu prestas.

¿Cuántos de nosotros trabajamos para clientes? La respuesta es muy sencilla, todos. Por tal razón, debemos cambiar o mantener una actitud positiva y de servicio frente a nuestros compañeros de trabajo, nuestros usuarios y nuestros clientes. Conoce lo que vendes, atiende con entusiasmo y la regla básica: ¡sonríe siempre!

¡Atiende a tus clientes como te gustaría que te atendieran a ti!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *