Violeta Parra: Vida y Obra

Dentro de la escena artística latinoamericana una de las artistas más destacadas fue Violeta Parra. La folclorista chilena nació en San Fabián de Alico en 1917. Además de incursionar en varios campos artísticos como la pintura y la escultura, la misma destacó como cantautora al divulgar la música popular chilena de su tiempo.

Este 2018 se conmemoran 50 años de su muerte. El 5 de febrero de 1967 la artista falleció de manera trágica en Santiago de Chile, poco tiempo después de componer su canción “Gracias a la vida”, una de sus obras más conocidas. Otros de sus temas más populares son ‘Volver a los 17’, ‘La jardinera’ o ‘Run run se fue pal norte’. En honor a su memoria, el 4 de octubre fue designado en Chile como el Día de la Música y de los Músicos Chilenos.

Durante su vida, la artista cruzó todo Chile solo con su guitarra, en pro de la difusión de la música chilena. Con los años, la popularidad que fue logrando le permitió tener su propio programa de radio, y fue invitada a un festival en Polonia, viaje que aprovecharía la cantautora para viajar por toda la unión soviética y algunos otros países europeos. Su éxito en ese continente se consolidó luego de grabar su primer disco en la ciudad de París.

Su música era una especie de reacción social que no solo buscaba promover los sonidos de su tierra sino también hacer una denuncia acerca de la opresión que vivía su pueblo a manos de la tiranía. Esto la llevaría a ser una de las fundadoras de una corriente musical llamada “Nueva canción chilena”, que le dio un nuevo enfoque con respecto al folk tradicional, lo que a final se transformaría en un movimiento por la justicia social en toda América Latina.

Como artista visual, su máxima exposición se vio durante sus años en París. La artista llegó a exponer una serie de obras y esculturas en el Museo del Louvre en 1964. Esto la convierte en la primera mujer latinoamericana en publicar sus obras en el Louvre.

Por: Z.L.

Fuentes: https://goo.gl/R29w5e; https://www.telesurtv.net

¿Te agradó esta nota?

Comenta y comparte a través de las redes.

Se celebra el 190 aniversario del nacimiento de Julio Verne

Tal día como hoy 8 de febrero, pero de 1828, nació el escritor francés Julio Verne, quien se dio a conocer no solo por su gran importancia universal en la literatura, sino también como poeta y dramaturgo.

Esta fecha es conmemorada por las Bibliotecas Municipales de Burjassot, España. Las mismas, han planificado actividades gratuitas de lectura, especialmente dirigidas para el disfrute de los más pequeños de la casa.

Este personaje, es considerado el precursor de la escritura en el género de ciencia ficción. Sus obras, “20.000 leguas de viaje submarino” o “Viaje al centro de la Tierra”, por mencionar algunas, han marcado una inolvidable huella e influencia en las tecnologías modernas.

Es desconocida la explicación de las predicciones del escritor, lo que si es cierto, es que no se equivocó en sus ideas futuristas en cuanto a los avances tecnológicos del siglo XXI. En sus libros, el autor hablaba de historias, aventuras, viajes e incluso de inventos que, para las personas de aquella época, ni siquiera era posible imaginar que se hicieran realidad algún día. Dentro de sus profetizaciones destacan: el submarino eléctrico, el helicóptero, la silla eléctrica, piezer (especie de arma eléctrica) y la videoconferencia.

Los mencionados anteriormente, son solo algunos de los muchos inventos mencionados en las obras de Julio Verne. Sin duda alguna, sigue y seguirá siendo recordado por su gran legado, representando una figura icónica en lo profundo de la tecnología. Ha servido de inspiración e impulso para los avances de la misma, a través de las creaciones existentes con el pasar de los años y a su vez, dejando intrigas en cuánto a los futuros descubrimientos e inventos en los próximos siglos.

Fuentes: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/verne.htm

http://www.levante-emv.com/horta/2018/02/06/biblioteca-infantil-felicita-julio-verne/1676041.html

Por: A.D.

¿Te agradó esta nota?

Comenta y comparte a través de las redes.

La Cruz Roja Venezolana: 123 años de labor humanitaria

Un 30 de enero, pero del año 1895 se fundó en Venezuela la Cruz Roja como parte de las actividades conmemorativas del Centenario del Nacimiento del Mariscal Antonio José de Sucre, quien más allá de ser uno de los principales héroes de la Independencia venezolana, es recordado por ser el que más se preocupó por humanizar la guerra.

Su creación respondió a la necesidad de que se cumplieran en nuestro país las previsiones establecidas en la Convención Internacional de Ginebra, que se reunió en 1864 y en la que se acordaron medidas especiales para la atención de los heridos en guerra y la protección de los cuerpos de socorro. Venezuela ingresó a la lista de países que firmaron este acuerdo por decreto del Congreso Nacional en 1894 y por declaración del Ejecutivo Federal, con fecha 09 de junio de 1894.

Dentro de su labor humanitaria, la Cruz Roja maneja siete principios:

Humanidad: se centra en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias.

Imparcialidad: no hace distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni credo político.

Neutralidad: se abstiene de tomar parte en las hostilidades y controversias de orden político, racial, religioso o ideológico.

Independencia: conserva una autonomía que le permite actuar de acuerdo con los principios del Movimiento.

Voluntariado: es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

Unidad: en cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

Universalidad: en su amparo todas las sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.

123 años han pasado desde la fundación de la Cruz Roja venezolana y en la actualidad sigue llevando a cabo su acción humanitaria de forma oportuna, eficaz y en todo el territorio nacional en pro de las personas más vulnerables. Además, pone al servicio de las personas los programas de Hospitales, Salud, Socorro, Juventud, Difusión y Comunicación, Búsqueda, Voluntariado y Colegio Universitario de Enfermería, donde un entusiasta número de voluntarios se agrupan para cumplir con su labor inspirados en los Principios Fundamentales del Movimiento.

Fuentes: https://www.cruzrojavenezolana.org

http://revistasic.gumilla.orgwww.eluniversal.com

¿Te agradó esta nota?

Comenta y comparte a través de las redes.

23 de enero: el inicio del restablecimiento de la democracia en Venezuela

El 23 de enero de 1958, un movimiento cívico-militar derrocó al gobierno de Marcos Pérez Jiménez, quien, pese a contar con el apoyo de un importante sector de las Fuerzas Armadas, abandonaría el país con rumbo a República Dominicana a bordo del avión presidencial conocido como “La Vaca Sagrada”. El antecedente más cercano de este acontecimiento ocurrió el primero de enero del mismo año, cuando aviones de guerra surcaron los cielos despertando a toda Caracas. El asombro fue mayúsculo, incluso para los propios partidarios del gobierno, ya que hace un mes se había
efectuado un plebiscito para prolongar el mandato de Pérez Jiménez, darle cierta solidez a su régimen y legitimidad ante las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, a pesar de que el alzamiento fue develado, a medida que se fueron revelando los nombres de los implicados, se pudo apreciar cuán extendido y profundo era el malestar entre los oficiales de las tres fuerzas. Por tal motivo, aunque el golpe fracasó tampoco fortaleció al gobierno, y además aceleró el proceso de deterioro que terminaría 23 días más tarde con su caída. Esto último fue producto de una acumulación de oposiciones que, al final convirtieron el derrocamiento de la
dictadura en una causa nacional.

Al conocerse la noticia del derrocamiento, el pueblo se lanzó a la calle y en pocas horas Miraflores pasó a ser el punto de reunión de los sublevados e innumerables dirigentes políticos y personalidades, quienes nombraron una Junta de Gobierno Provisional para reemplazar al régimen derrocado. Asimismo, para facilitar el trabajo de la Junta de Gobierno, se designó un gabinete provisional compuesto por juristas, empresarios y ejecutivos, reservándose a un militar, el coronel María Castro León, el ministerio de la Defensa. Posteriormente, para diciembre de ese mismo año,
la Junta de Gobierno convocó a elecciones; se amplió la Junta Patriótica con representantes de sectores independientes y se ratificó en la presidencia de la misma al periodista Fabricio Ojeda. En esos días se dio inicio de manera definitiva, una nueva etapa en la historia de la Venezuela contemporánea.

Fuente: http://www.venezuelatuya.com

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes.

Celebrando el Día del Maestro

Como ya es costumbre en nuestro país, cada 15 de enero se celebra en Venezuela el Día del Maestro, en conmemoración a la fecha en que se fundó la Sociedad de Maestros de Instrucción Primaria en el año 1932, misma que cuatro años más tarde, pasaría a convertirse en la Federación Venezolana de Maestros, cuyo objetivo primigenio fue el de luchar por la dignificación y por los derechos de los
educadores, además de mejorar la educación en Venezuela.

De esta honorable institución emanaron importantes documentos y establecimientos entre los que destaca el currículo de un docente, el cual abarca los parámetros que una persona licenciada debe cumplir para optar por un cargo de enseñanza. De esta manera surgió la Tabla de los Derechos del Niño, que dentro de sus reglamentos estipula que: “Todo niño tiene derecho a ser educado por maestros capacitados, de sólida preparación general y profesional, de espíritu recto y bondadoso, que tomen el ejercicio de su profesión como la más alta de las funciones sociales, y no como un simple medio para ganarse la vida”. 

Pero no fue sino hasta el 13 de enero del año 1945, cuando el presidente Isaías Medina Angarita tomó la decisión de decretar dicha celebración, como un homenaje permanente a los educadores venezolanos. Sin embargo, del año 1952 al 1959, la celebración se movió para el 29 de noviembre por ser el natalicio de Andrés Bello, uno de los maestros del Libertador Simón Bolívar. Luego del derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez, fue devuelta a su fecha original.

Para celebrar la fecha, en nuestro país por lo general se llevan a cabo diversas actividades a lo largo del territorio nacional. Una de ellas es la acostumbrada ofrenda educativa y floral al Libertador Simón Bolívar, así como a los maestros Simón Rodríguez y Andrés Bello, actos que se realizan en el Panteón Nacional y en todas las plazas Bolívar del país. También se llevan a cabo muestras culturales y deportivas en las escuelas, así como actos protocolares para otorgar botones, certificados y
titularidades a docentes.

Los maestros han jugado un gran papel en la historia de nuestro país y es allí donde radica la importancia de agasajar a los maestros, catedráticos y profesores que hacen de la enseñanza un trabajo admirable. Por lo general, este día es de descanso para los profesionales de la educación como una muestra de reconocimiento y como regalo por su gran esfuerzo.

Fuentes: www.notilogia.com – www.cultura.luz.edu.ve

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes.