Consejos para afrontar el nuevo año laboral

¡Listo! Le dimos la bienvenida al 2018 y los días de vacaciones han culminado. Es el momento de volver a nuestros empleos y la mejor manera de hacerlo es cultivando una actitud positiva. Comenzar un nuevo año nos da la oportunidad de replantearnos metas y objetivos; además, el calendario nos permite contar con 365 días para seguir creciendo en el ámbito personal y profesional. Aprender y crecer en el entorno laboral siempre debe estar en nuestra lista de planes, por eso te dejamos a continuación una serie de consejos para ayudarte a hacer tus días más dinámicos.

Plantéate nuevos objetivos y practica la conciliación familiar: enfócate en lo que deseas lograr. Establecer nuevas metas te permitirá mantenerte motivado; y al tomar cada nueva tarea como una forma de mejorar y alcanzar nuevos logros, hará que sepas dónde estás y a dónde quieres llegar. Asimismo, debes aprender que, si bien la empresa recibe tu esfuerzo, tu familia y amistades también merecen ser tomados en cuenta. Por eso: fomenta el trabajo en equipo, así como la colaboración y la ayuda; aprende a decir que no para no alargar la jornada laboral cuando no corresponde; trata de practicar alguna disciplina deportiva que te desconecte del trabajo, te conecte contigo y te mantenga saludable.

Deja atrás el 2017 y mejora la relación laboral: trata de decirle adiós a los prejuicios, errores y malentendidos que se presentaron en el pasado y, en su lugar, diseña un plan que te permita generar soluciones ante posibles situaciones similares en el futuro. Mantén una buena comunicación, así como un trato de cordialidad y educación con las
personas de tu trabajo. No temas relacionarte con tus superiores y acepta ayuda cuando sepas que la necesitas.

Reconoce tus logros: es necesario que reconozcas tus éxitos y cualidades que lograste durante el año que recién culminó, de esta manera no solo conocerás tus carencias, sino que también podrás afianzar tus fortalezas para crear un entorno más positivo.

Fórmate, siempre que puedas: siempre es bueno que tengas dentro de tus objetivos, conseguir nuevas habilidades y adquirir conocimientos que te permitan desarrollar de una mejor manera tus labores dentro de la empresa. Fórmate siempre que puedas y comienza a transformar tus tareas diarias. No temas embarcarte en nuevos proyectos donde explotes esas nuevas aptitudes.

El futuro está allí: es importante que en el terreno laboral podamos adaptarnos a los cambios y avanzar con ellos, y si bien vivimos en el presente, estancarse en él y no ser capaz de mirar al futuro, puede hacer que quedemos relegados a un puesto poco gratificante y que, más allá de motivarnos al logro de nuevos objetivos, nos haga sentir que no hay nada más. Ten claras tus expectativas y confía que, si deseas algo más, debes visualizarlo y hacer que pase.

Fuentes: https://es.workmeter.com – https://www.altonivel.com.mx – www.cuidateplus.com

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes

Celebrando el Día del Maestro

Como ya es costumbre en nuestro país, cada 15 de enero se celebra en Venezuela el Día del Maestro, en conmemoración a la fecha en que se fundó la Sociedad de Maestros de Instrucción Primaria en el año 1932, misma que cuatro años más tarde, pasaría a convertirse en la Federación Venezolana de Maestros, cuyo objetivo primigenio fue el de luchar por la dignificación y por los derechos de los
educadores, además de mejorar la educación en Venezuela.

De esta honorable institución emanaron importantes documentos y establecimientos entre los que destaca el currículo de un docente, el cual abarca los parámetros que una persona licenciada debe cumplir para optar por un cargo de enseñanza. De esta manera surgió la Tabla de los Derechos del Niño, que dentro de sus reglamentos estipula que: “Todo niño tiene derecho a ser educado por maestros capacitados, de sólida preparación general y profesional, de espíritu recto y bondadoso, que tomen el ejercicio de su profesión como la más alta de las funciones sociales, y no como un simple medio para ganarse la vida”. 

Pero no fue sino hasta el 13 de enero del año 1945, cuando el presidente Isaías Medina Angarita tomó la decisión de decretar dicha celebración, como un homenaje permanente a los educadores venezolanos. Sin embargo, del año 1952 al 1959, la celebración se movió para el 29 de noviembre por ser el natalicio de Andrés Bello, uno de los maestros del Libertador Simón Bolívar. Luego del derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez, fue devuelta a su fecha original.

Para celebrar la fecha, en nuestro país por lo general se llevan a cabo diversas actividades a lo largo del territorio nacional. Una de ellas es la acostumbrada ofrenda educativa y floral al Libertador Simón Bolívar, así como a los maestros Simón Rodríguez y Andrés Bello, actos que se realizan en el Panteón Nacional y en todas las plazas Bolívar del país. También se llevan a cabo muestras culturales y deportivas en las escuelas, así como actos protocolares para otorgar botones, certificados y
titularidades a docentes.

Los maestros han jugado un gran papel en la historia de nuestro país y es allí donde radica la importancia de agasajar a los maestros, catedráticos y profesores que hacen de la enseñanza un trabajo admirable. Por lo general, este día es de descanso para los profesionales de la educación como una muestra de reconocimiento y como regalo por su gran esfuerzo.

Fuentes: www.notilogia.com – www.cultura.luz.edu.ve

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes.