¿Te sientes preparado para enfrentar una crisis? – Blog de Empléate
fade
5250
post-template-default,single,single-post,postid-5250,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Te sientes preparado para enfrentar una crisis?

El ser humano puede atravesar por diversas situaciones de crisis a lo largo de su vida, sin embargo, saber hacer frente a este tipo de situaciones va a depender de la capacidad de la persona de ver estas crisis como oportunidades de crecimiento y desarrollo personal o como escenarios apocalípticos y fatalistas de los que no se puede salir.

Es usual que cuando una persona está atravesando por una situación de crisis se sienta muy vulnerable y es muy probable que las soluciones, que seguramente están delante de sus ojos, se tornen esquivas y en lugar de ver el vaso medio lleno lo vea medio vacío. Pero no hay de qué alarmarse, lo ideal acá es tratar de buscar un momento de reflexión con nosotros mismos para tratar de encontrar las herramientas adecuadas que nos permitan luchar y alcanzar la salida que necesitamos.

Los efectos que puede tener un escenario de crisis en nosotros pueden ser muy atemorizantes, ya que generalmente nos angustiamos, nos estresamos, podemos ponernos de mal humor e incluso paralizarnos por un tiempo al ver que los recursos, con los que siempre contamos, esta vez no podrán auxiliarnos. Por eso es muy importante la actitud y la determinación con la que tomemos estos momentos particulares.

Por ejemplo, cuando se atraviesa por una crisis económica no solamente nuestros bolsillos sufren, sino que nuestro estado de ánimo puede cambiar hasta en un 100% tornándonos irascibles, pesimistas, inseguros e incapaces de darle, como dicen por ahí, la vuelta a la tortilla. La verdad es que cada problema tiene una o más soluciones, solo debemos estar preparados para verlas evitando al máximo estos sentimientos de frustración, tristeza y depresión que solo logran socavar nuestra salud mental, física y espiritual. Se ha demostrado que vivir la crisis e imaginar que se avecina provoca los mismos niveles de estrés y mal estado de ánimo. Con esto no queremos decir que evitar caer en pánico sea súper sencillo, pero sí se pueden poner en práctica ciertas técnicas que ayuden a tener una perspectiva más llevadera y positiva.

Por ejemplo, una de las primeras cosas que se recomienda es que, si realmente estás atravesando por un momento de crisis, logres separar los problemas para que no se acumulen y estalles el día menos pensado. Puedes colocar en una hoja de papel los problemas por oren de gravedad y al lado las cosas que puedes hacer para solucionarlos. Prueba también a describir cada una de las situaciones de crisis para saber qué te llevó allí y así resolverlas desde la raíz. Evita utilizar adjetivos calificativos peyorativos como horrible, insoportable, nefasto, etc., y enfócate en describir únicamente los hechos de la manera más realista posible sin exagerar y sin hacer predicciones fatalistas de lo que pueda suceder. No dejes que tus pensamientos hagan que tus preocupaciones sean más grandes de lo que realmente son, la imaginación en este aspecto a veces puede ser una mala consejera. 

Si al querer iniciar esta lista estás estresado o tienes dudas de si realmente estás atravesando por una crisis, es bueno que le pidas ayuda a una persona de confianza que pueda darte una perspectiva objetiva de lo que le cuentas a ver si realmente son problemas y cómo deberías categorizarlos. Atrévete a enfrentar un día a la vez para evitar estar pensando constantemente en lo que pueda pasar, o peor aún pensar en lo que pudo haber pasado si hubieses hecho otra cosa en el pasado. Recuerda, el pasado pasó y no se puede cambiar, sin embargo, el presente es con lo que realmente cuentas y se puede transformar pensado positivo y de la manera más clara posible.

Eso sí, trabaja en mejorar tu autoestima y autoimagen, es crucial para hacer frente a escenarios desfavorables. Evita pasar la mayor parte del tiempo planeando todo, déjale al universo la oportunidad de sorprenderte, toma en cuenta que los planes tienen un principio y un final, y lo más importante, no puedes planearlo todo porque no tienes el control de todo. Cuando estás estresado y angustiado no puedes tomar buenas decisiones, por lo que debes evitar desgastarte física y emocionalmente. De ser necesario pide ayuda, jamás está de más que te apoyes en alguien para un consejo, una estrategia que te ayude a resolver tus asuntos. Sé perseverante y acepta los cambios que puedan presentarse, tomándolos como una oportunidad de aprender una nueva lección de vida de la que seguramente saldrás airoso.

Por GGBA

Fuente: http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/enfrentar-crisis.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario