¿Te cuesta mantener la concentración? Chequea estas recomendaciones – Blog de Empléate
fade
6175
post-template-default,single,single-post,postid-6175,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Te cuesta mantener la concentración? Chequea estas recomendaciones

Si hay algo que sucede con mucha frecuencia y que muchas veces no podemos controlar es perder la concentración, sobre todo cuando hay muchas cosas por hacer y el tiempo parecer no ser suficiente para cumplirlas todas. ¿Qué se puede hacer en estos casos? Mencionamos algunas recomendaciones que pueden ser de mucha utilidad para concentrarte, aprovechar el tiempo y mantener a raya el estrés.

Planifica

Esto es fundamental, no solo para mantener los niveles de concentración laboral al máximo, sino también para cada aspecto de la vida. De muy poco sirve que tengas muchas cosas por hacer y ganas de hacerlo si antes no planificas lo que harás y el tiempo estimado que te tomará. Lo ideal es contar con una agenda (digital o física) para anotar por orden de prioridades todas las actividades (al menos semanalmente) que debes realizar.

Además de saber cuáles son y el tiempo que te va a tomar, al tener un plan de tallado puedes definir qué materiales o herramientas necesitarás, si necesitas ayuda adicional o, de ser necesario, qué lugares debes visitar o qué llamadas debes hacer para obtener la información requerida. Trata de mantener secuencia de las anotaciones para que estén lo más ordenadas posible y que nada se pase por alto. Si tiendes a procrastinar y parece que no puedes empezar con tu plan, dite a ti mismo que trabajarás en este solo durante 10 minutos, empezando en 10 minutos. El miedo a empezar suele ser mayor que la ejecución de la tarea.

Aprende a delegar

Esto es algo que sin duda les cuesta a muchas personas que sienten que pueden hacerlo todo sin necesidad de pedir ayuda a terceros. Cuando esto sucede, generalmente la persona termina cargándose en exceso de trabajo, razón por la que los plazos se incumplen porque las tareas se han acumulado de tal manera que cuando finalmente piden ayuda ya es muy tarde para quedar bien con los clientes.

Cuando una persona no delega las actividades, el trabajo termina siendo toda su vida, situación que resulta en estrés, cansancio, agotamiento y desmotivación; recuerda que el éxito de cada persona va a depender de su capacidad para delegar la mayor cantidad posible de trabajo que consume tiempo y esfuerzo innecesario.

Una buena manera de comenzar a delegar es aceptando que es la mejor alternativa. Empieza cada semana tomando nota de las personas que te rodean, sus habilidades y su disponibilidad de tiempo, de esta manera podrás planificar el trabajo que más tiempo te consume y alinearlo con las habilidades de ese colaborador en específico. Asegúrate de que estos empleados son capaces de asumir el trabajo. Si no lo son, tómate un tiempo para entrenarles, formarles y prepararles para la tarea o, mejor aún, asigna a otro directivo o empleado para que les forme.

Identifica los factores que te hacen divagar

Es usual que todos en algún momento hayamos sentido que nuestra mente solo puede divagar, cuando esto sucede lo más recomendable es tomarse unos minutos para tratar de identificar cuáles son esos factores que te llevan a caer en ese estado y que de alguna manera hacen que tus niveles de productividad disminuyan entorpeciendo tus procesos creativos.

En esos minutos de reflexión es fundamental hacer lo posible para indagar hacia dónde se dirige la mente, de esta manera será más sencillo identificar si se trata de una situación que te genera preocupación, ansiedad, temor o incertidumbre, por nombrar algunas. Si cuando tu mente empieza a divagar no tienes unos minutos para determinar cuál es la razón, trata de anotarlo en tu agenda para pensar en eso luego con más detenimiento y trata de enfocarte en lo que debes resolver en ese momento.

Hacer nada

Aunque suene contradictorio para quienes ven en el trabajo constante la clave del éxito, es necesario tomarse un tiempo prudencial para descansar, recuerda que la mente y el cuerpo se agotan y si los sometes a jornadas extremas de trabajo, pensamientos negativos y preocupaciones, lo más seguro es que tus niveles de cortisol estén por las nubes, situación que terminará jugando en tu contra. En este caso hacer nada puede ser una receta para el éxito, a veces, la única forma de reducir el cortisol a niveles saludables es parar.

Si no puedes tomar una siesta o descansar al menos una hora, lo más recomendable es dedicar unos 10 a 15 minutos para retirarte a un lugar tranquilo. Estando allí aprovecha para cerrar la puerta, apagar todos los dispositivos e incluso cerrar los ojos. Concéntrate en tu respiración al inhalar y exhalar. Deja que todas tus preocupaciones, miedos y temores desaparezcan. Pasado el tiempo será capaz de concentrarte mejor para continuar.

Por GGBA

Fuente: https://bit.ly/30x6uiE

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario