¿Te atreves a ir al trabajo en bicicleta? – Blog de Empléate
fade
5189
post-template-default,single,single-post,postid-5189,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Te atreves a ir al trabajo en bicicleta?

Ir a trabajar en bicicleta para muchos podría sonar descabellado, pero si se piensa bien es más probable de lo que se cree, en primer lugar, porque es una opción económica y en segundo lugar porque se puede tener un mejor control sobre el tiempo empleado para el traslado. Ahora bien, muchas veces las personas se abstienen de escoger esta opción porque consideran que puede ser peligroso o, visto desde otra perspectiva, negativo para la coquetería, ya que les haría llegar sudados a su lugar de trabajo. Sin embargo, la buena noticia es que si se toman las medidas adecuadas no sólo se puede llegar en excelentes condiciones al lugar de trabajo, sino que además se cuenta con un transporte amigable con el ambiente y la condición física mejorará significativamente.

Dar el primer paso de irse en bicicleta al trabajo no es sencillo, para muchos este traslado del hogar a la oficina y viceversa puede ser casi como una tortura, sin embargo, es posible cambiar la percepción, solo basta armarse de confianza para enfrentar el tráfico y poner en práctica algunas estrategias para disfrutarlo al máximo. A continuación, mencionamos algunas de ellas:  

La seguridad ante todo. Parecerá redundante pero siempre es bueno resaltarlo. Antes de salir en bicicleta a cualquier parte es necesario que verifiques que tu vehículo de transporte esté en perfectas condiciones, sobre todo las luces, cauchos y frenos, no sólo para asegurar tu integridad física sino también el tiempo de tu traslado. Siempre lleva tu casco, sin importar que no combine con tu atuendo del día o el temor de que tu peinado se arruine, es lo de menos, lo importante es que te protejas. 

Escoge la mejor ruta. Esto es crucial, ya que muchas veces pensamos que la ruta más directa es la mejor, sin embargo, debes considerar algunos aspectos como fluidez vehicular, cantidad de semáforos e intersecciones, así como los niveles de contaminación. Revisa si hay otras vías alternas que puedas tomar que, además de ser seguras, te permitan ir más relajado y rodeado de un entorno más amigable y menos estresante. Esto no solo te evitará malos ratos sino también que te ayudará a ver el traslado desde una perspectiva más positiva. Llegarás con mejor ánimo y recargado. 

Maneja bien tu tiempo. Lo bueno de trasladarse en bicicleta es la libertad de manejar mucho mejor el tiempo. Para esto, es necesario que planifiques cuánto tiempo te toma entre salir de tu casa y llegar a tu lugar de destino, de esta manera podrás cumplir con tu horario de entrada y tal vez poder hacer otras cosas antes de llegar a la oficina. Al manejar mejor tu tiempo tienes la opción de ir más relajado y no tener que pedalear con tanta intensidad.   

Determina lo que debes cargar. Es uno de los aspectos que más preocupa porque al tratarse de una bicicleta el espacio por naturaleza es limitado, en este caso, es crucial que determines, según tu tipo de trabajo, cuáles son las cosas indispensables que debes trasladar a diario. Evita cargar con materiales o artículos que te vayan a impedir el libre tránsito o que pongan en riesgo tu seguridad y la de otros. Utiliza bolsos que te permitan trasladarte y maniobrar bien y de ser posible colócale una cesta donde puedas colocar cosas con más tranquilidad. 

Ten a la mano las herramientas indispensables. Muchas veces se suele obviar, pero olvidar las herramientas en casa puede hacerte pasar malos ratos. No importa si inspeccionaste tu bici antes de salir de casa, los accidentes y desperfectos pueden ocurrir. Es importante que lleves contigo un kit básico que incluya parches para los cauchos, espátulas para desmontar la rueda y algunas llaves para atornillar. 

Decídete por ropa cómoda. Con esto no queremos decir que debas llevar un uniforme digno de una competencia profesional de ciclismo, no es necesario, lo fundamental aquí es que puedas usar algo cómodo que te permita moverte sin tener percances, que puedas bajar y subir de tu bici de forma segura y sin que nada se atasque donde no debe, por ejemplo, en la cadena o la rueda. Un dato importante es que puedas llevar contigo una muda de ropa por si ocurre algún imprevisto, así como un perfume que puedas utilizar para momentos específicos. 

Por GGBA

Fuente: https://labicikleta.com/6-consejos-para-ir-al-trabajo-en-bicicleta/

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
1 Comment

Deja un comentario