Hablemos de Mobbing

1-105Es común que tergiversemos conceptos, que hoy todo lo queramos identificar como bullying olvidando que este termino está ligado al acoso escolar, por eso en una consulta web en varios sitios especializados sintetizamos la información, y a continuación te hablaremos de Mobbing.

El acoso laboral, conocido a través del término inglés “Mobbing” (acosar, hostigar, acorralar en grupo), es tanto la acción de un hostigador u hostigadores que conduce a producir miedo o terror en el trabajador afectado.

Quienes son víctimas de esta práctica se ven expuestos a violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles en el trabajo por parte de sus compañeros, subalternos o superiores, de forma sistemática y recurrente, durante un tiempo prolongado. A su vez, esto puede durar semanas, meses e incluso años. Al final lo que se pretende con el mobbing es el hostigamiento, a tal punto, que la persona termine abandonando su trabajo.

Generalmente vinculamos cualquier tipo de acoso al bullying la diferencia radica en que este siempre está presente la violencia física, mientras que en el mobbing las estrategias que utilizan los acosadores o mobbers siempre son más sutiles, de una índole psicológica, pues la intención es no dejar rastro o huella del acoso. Todo esto con el fin de hacer notar al acosado o mobbed como un incompetente o problemático, además de no poder ser acusados de nada, debido a lo difícil que es demostrar una agresión de tipo psicológico.

Sigue leyendo

¿Sufres Mobbing?

Stop MobbingCampaña no violencia

Se considera Mobbing o Acoso Laboral a la violencia psicológica intencional que los superiores o compañeros de trabajo le aplican a un trabajador de forma recurrente en su entorno laboral, con la finalidad de desestabilizarlo psíquicamente, perjudicar su reputación, alterar sus actividades laborales, para inducirlo a que abandone el trabajo.

Este acoso laboral ocasiona pérdida de autoestima, depresión, ansiedad, irritación, falta de concentración o baja del rendimiento en el trabajo, entre otros daños que pueden resultar aún más graves como el desarrollo de algún trastorno psiquiátrico.

¿Cómo identificarlo?  Sigue leyendo