Capacitación del personal: Necesidad o mejora del talento humano

La importancia de la capacitación del personal se relaciona con la mejora continua de la gestión de una empresa, porque cada miembro forma parte de su funcionamiento, beneficiándose así, con un personal más preparado y adaptado a su cargo y a su entorno organizacional.

La capacitación consiste en la información necesaria que da la empresa a su personal, para que complemente sus conocimientos e incremente de esta manera, su formación y desempeño dentro de la organización. Asimismo, permite cambiar las actitudes en el ámbito laboral, y mejorar el desarrollo profesional como también personal, del equipo de trabajo.

Si bien es cierto, la capacitación se puede considerar como una inversión empresarial para mejorar su productividad y evitar los conocimientos obsoletos del personal y su constante rotación.

Además, permite adaptarse rápidamente a los cambios y avances en la sociedad, como es la implementación de nuevas tecnologías y, a competencias que se manifiestan correspondiendo al crecimiento de nuevas organizaciones destinadas o no, al mismo mercado laboral.

El adiestramiento de personal mejora los recursos humanos y a su vez, se convierte en su necesidad por la importancia empresarial que ha obtenido en el transcurso del tiempo hasta la actualidad, ya que la identificación del ser humano con la organización es la base fundamental capaz de impedir el avance de la competencia. De este modo, genera mayor interés en su capacitación porque:

–       Crea una mejor imagen organizacional

–       Produce actitudes más positivas

–       Favorece la comunicación a toda la empresa

–       Aumenta la calidad de trabajo

–       Ayuda a que el personal se sienta identificado con la organización

–       Incrementa la rentabilidad de la misma

–       Estimula la toma de decisiones y la solución de conflictos organizacionales.

Por consiguiente, se recomienda la capacitación del personal teniendo en cuenta su potencial para luego analizar el adiestramiento correspondiente a cada grupo de trabajo o empleado individual.