Conoce los negocios que han crecido en el país a pesar de la crisis

Ante el escenario económico, si se quiere un poco turbulento e inestable que se viene presentando desde hace algunos meses en el país, es común que lleguemos a pensar que no hay muchas opciones que nos permitan mantenernos a flote y sobrellevar este escenario. Sin embargo, existe un sinfín de alternativas y formas de emprender con modelos probados que logran minimizar los márgenes de error y que permiten tomar la delantera ante la crisis.

Lo principal es entender que, aunque parezca, no es el fin de todo. Las oportunidades pueden ir desde el área de reclutamiento y servicios, hasta el sector alimentos, bebidas, moda, tecnología, educación, entre otras. A continuación, te mostramos cuatro negocios que han estado marcando pauta y que han ido creciendo en el país a pesar de la crisis.

El ron: hasta hace pocos años, Venezuela era uno de los primeros países importadores de whisky escocés, pero con la caída de los precios del petróleo, entre otras razones, ya no hay tantas divisas y el whisky está escaso, esto hizo que el ron, ganara peso. Además, se han creado nuevas categorías premium que han elevado la consideración del ron colocándolo dentro de las bebidas con estatus y, junto con el cacao, hoy es uno de los productos de mayor exportación.

Productos de limpieza: ante la reducción de importaciones, la escasez de divisas y de altos precios, muchas de las marcas tradicionales asociadas a transnacionales han desaparecido de los anaqueles, tienen una presencia limitada o simplemente son muy costosos. Esto le ha abierto camino a los productos venezolanos que antes eran avasallados por los nombres más poderosos y publicitarios.

Elaboración de cerveza artesanal: esta bebida con sabores diferentes a los de las industriales, ganan espacio pese a su alto costo. Los impuestos al vino, los inconvenientes de los productores industriales para producirla y el gusto de muchos venezolanos por las cervezas que se beben en Europa y Norteamérica, han llevado a que algunos decidieran armar sus propias “fábricas”. Actualmente hay entre 20 y 25 marcas artesanales y excepto cinco o seis, el resto son realmente pequeñas. Dentro de las dificultades están importar la cebada, el lúpulo y la levadura y filtrar con cuidado un agua que en Venezuela es de mala calidad, además la hiperinflación hace difícil calcular los costos de reposición, sin embargo, el objetivo es posicionarse a la espera de un mejor entorno.

El bitcoin: esta moneda virtual ha mostrado tener un excelente rendimiento desde 2016 y se ha convertido en una solución para un número creciente de venezolanos. La generación de esta moneda gana adeptos ante la continua devaluación del bolívar y muchos buscan proteger su economía a través del bitcoin. Los mineros (como se les conoce) obtienen las monedas con el cálculo de complejas operaciones con computadoras especiales que pueden costar entre 600 y 700 dólares, dichas máquinas consumen mucha energía, sin embargo, tienen a su favor que la electricidad es casi gratis al estar subsidiada por el gobierno. Cada computadora es capaz de hacer 15 millones de cálculos y generar más de 3 dólares diarios en bitcoins; es decir, mientras más máquinas se tengan, el capital obtenido es mayor.

Fuentes: http://periodicoelemprendedor.com/ve www.el-nacional.com

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes.