Cómo la capacitación beneficia el crecimiento profesional

Capacitacion-1200x440La capacitación se denomina como la acción y efecto de capacitar a una persona. Capacitar, como tal, es proporcionarle a una persona nuevos conocimientos y herramientas para que desarrolle al máximo sus habilidades y destrezas en el desempeño de una labor (significado completo aquí).

De este concepto podemos decir que la capacitación nos permite crecer de manera profesional, con conocimientos teóricos y prácticos que nos ayudan a desempeñar actividades dentro una organización.

¿Por qué capacitar al personal?

  1. Contribuye con el crecimiento de la empresa
  2. Genera la autosupervisión
  3. Mejora la calidad del trabajo y aumenta la productividad
  4. Favorece la resolución de conflictos
  5. Permite que la organización incremente su rentabilidad, mejore su estabilidad y flexibilidad
  6. Los empleados desarrollan una integridad sólida
  7. Favorece el sentido de pertenencia del personal con la empresa

No es necesario tener un alto cargo jerárquico para seguir preparándose, superándose y aprendiendo cada día sobre distintos temas de interés profesional. La capacitación da seguridad propia, permite una mejor confiabilidad consigo mismo y proporciona una satisfacción gratificante.

El crecimiento profesional y personal se traduce en eliminar los miedos y enfrentarse a las responsabilidades de una manera más eficiente y eficaz.

“Capacitarse es estar constantemente vigentes y competitivos para superar los enormes desafíos del mundo actual”. Anónimo

Artículos relacionados:

http://blog.empleate.com/cuanto-cuesta-una-hora-de-capacitacion/2817

http://blog.empleate.com/el-impacto-de-la-capacitacion-del-personal/2285

Sin miedo a la rutina del trabajo

TrabajadorEscuchar expresiones como: “otra vez es lunes”, “no me quiero despertar” y “qué pereza ir al trabajo”, ¿serán muestras de un empleo sin encantos? O por el contrario ¿tendrán que ver con una negación a las responsabilidades y la falta de compresión de lo productivas que pueden ser las rutinas?

Haciendo un análisis del proceso de crecimiento de todo ser humano, es innegable que las rutinas diarias, lejos de ser dañinas, pueden generar muchos beneficios, no en vano, el hábito de cepillar los dientes todos los días, procura dientes sanos y bellas sonrisas, es así como la dedicación y el esfuerzo en el trabajo, tienden a generar mejores oportunidades de crecimiento profesional y personal, pero por sobre todas las cosas, permiten un aprendizaje constante.

Ser empleado, significa que alguien confía en ti para cumplir una o varias obligaciones, por lo tanto el proceso de adaptación a una rutina laboral depende más de la perspectiva con que lo veas, que del contexto que te rodea.

Entender que las rutinas, siempre que sean sanas y bien manejadas, no tienen por qué perturbar tu estado de ánimo, caso opuesto, deben ser un estímulo para tus proyectos y planes futuros, es una forma de vivir en armonía con la realidad y sentirnos dichosos de ser reconocidos en un espacio. Digamos que cada trabajo tiene un sistema propio, que suele ser repetitivo indistintamente del tipo de actividad, es ahí donde debemos evaluar qué tan acorde es dicha actividad con nuestra personalidad, competencias, destrezas y expectativas.

Derribar el miedo que nos separa de un estado ideal en el ámbito laboral, depende en su mayoría de la aceptación de la rutina como sistema organizado, garante de confianza y seguridad para demostrar todo lo que sabemos y todo lo que estamos dispuestos a aprender. Si formas parte de alguna organización o empresa, debes sentirte orgulloso de ser trabajador y de enfrentar día a día lo que llamamos comúnmente “rutina”.