Proteger tu empresa ante una crisis económica

En la actualidad, para proteger el negocio, las empresas deben desarrollar estrategias que incluyan una gestión eficaz del flujo de caja, la optimización de costos, la maximización de los ingresos, la promoción de la innovación y el desarrollo de una gestión del talento estimulando equipos de alto desempeño.

Alberto Afiuni, Socio Ejecutivo de EY Venezuela (Ernst & Young) recomienda que, ante la realidad inflacionaria, se eviten: los excedentes de dinero en bolívares, una posición monetaria neta activa en moneda nacional, planes de inversión usando solo apalancamiento propio, tener inventario de lenta rotación y baja rentabilidad, precios estáticos y contratos a mediano y largo plazo sin cláusulas de reajuste. “Hay encuestas que indican que el 50% de las empresas están poniendo en práctica la estrategia de compras anticipadas, lo cual es muy apropiado ante el fenómeno inflacionario”, señala Afiuni.

Ante la realidad del entorno, las empresas deben plantearse el maximizar los ingresos aplicando una adecuada estrategia de precios estableciendo contratos de corto plazo, así como realizando un monitoreo estricto de costos para medir la rentabilidad de cada producto. Es prioritario revisar constantemente el flujo de caja y el presupuesto tomando en cuenta las premisas macroeconómicas, los impactos tributarios y costos no previstos, al tiempo que deben mejorarse los plazos de facturación y cobranza. Afiuni destaca que es necesario establecer estrategias de generación de ingresos en moneda dura, tomar decisiones de manera oportuna -especialmente en el área de compras- y optimizar la gestión de inventario para que se haga énfasis en aquellos de alta rotación y de mayor rentabilidad.

Otra de las claves es establecer planes de retención del talento, para lo cual es necesario utilizar cada vez más salarios variables. Según refiere, 64% de las empresas utiliza bonificaciones en moneda dura, lo que ayuda a evitar la fuga de personal valioso. Asimismo, está la alternativa de crear planes de carrera, potenciando las competencias del talento con capacitación no sólo en el área técnica sino también en el desarrollo de habilidades blandas.

Los empresarios y gerentes deben establecer incentivos organizacionales para alentar la innovación, crear una cultura orientada al análisis de datos y proyecciones, así como automatizar procesos para optimizar la carga operativa y administrativa. Si las empresas desarrollan iniciativas como las planteadas, podrán lograr mejores resultados durante la crisis y estarán en posición aventajada frente a sus competidores cuando esta haya pasado.

Fuente: www.elmundo.com.ve

Realizado por: G.B.A.

¿Te agradó esta nota?

Comenta y comparte a través de las redes.