¿Usar redes sociales para capturar empleos?

pokemonHace un tiempo que la oferta laboral cambió su escenario tradicional (clasificados y publicaciones impresas) a la plataforma 2.0, sumando ventajas para empresas y postulantes en la búsqueda de talento y posibilidades de empleo.

Al mejor estilo de Pokemon Go, estudiantes y profesionales se debaten en una aventura en la búsqueda y captura de alguna oferta que se ajuste a sus necesidades, y para la cual se sientan capacitados.

Aunque no tienes que ir por la calle intentado encontrar propuestas laborales como si fuese un Pikachu, o cualquier otro personaje de la saga, como sucede en Pokemon Go y sus capturas, puedes ingresar a través de internet a buscadores o redes sociales y acceder a información que te pueda ayudar en la búsqueda de empleo.

Si en algo estamos claros, es que el uso de clasificados en periódicos y hojas de vida impresas son cosas que han pasado a un segundo plano. En la actualidad, las empresas han respaldado su búsqueda a través de redes sociales y portales especializados en ofertas de empleo.

Las redes sociales son grupos de actores que guardan alguna relación entre sí, y juegan un papel relevante dentro de la sociedad; en algunos casos han permitido que muchos salgan del anonimato, mientras que a otros les permite documentar y compartir sus vivencias, pero ¿son las redes sociales útiles en la búsqueda de empleo?

Existen redes sociales especializadas en perfiles profesionales de organizaciones y postulantes, que permiten generar una cuenta donde se maneja la información relevante de los usuarios.

¿Qué debes hacer para buscar trabajo a través de las redes?

  • Verifica tu reputación: aún cuando no hagas uso de tus redes personales para la ubicación de ofertas de empleo, debes manejar la privacidad de la información que ventilas a través de ellas. Evita hablar de experiencias profesionales negativas o de temas que generen una posición individual como política, religión y otros, recuerda que la percepción hacia éstos varía en cada individuo.

Sigue leyendo