¿Qué es y qué hace un Community Manager?

El Community Manager, también llamado Gestor de Comunidades y Community Management, es una persona que tiene como responsabilidad administrar y moderar las comunidades digitales de una empresa. Para ello, debe contar con una serie de habilidades y destrezas que le ayuden a alcanzar de manera óptima los objetivos que plantea la empresa para gestionar esa presencia en las redes.

La importancia del Community Manager se debe principalmente a que:

Crea conversaciones: es el enlace entre la empresa y la comunidad, a través de canales digitales. Es responsable de utilizar Internet y las redes sociales para acercar la marca a la comunidad, creando conversaciones y enlaces emocionales.

Genera confianza: permite crear una relación de confianza entre la empresa y su comunidad, lo cual es muy importante y definitivamente necesario para lograr una relación comercial duradera.

Aumenta conocimiento de clientes actuales y potenciales: lo que permite a las organizaciones aumentar el número de clientes y fidelizar los existentes.

Gestiona la reputación de la marca: es el responsable de custodiar la reputación de la marca en canales digitales, convirtiéndolo en alguien estratégico para la empresa, ya que la marca vale más que todos los demás activos de la empresa.

Se convierte en los oídos de la empresa: esto lo hace en el mundo digital, lo que le permite recoger el feedback y utilizarlo para proponer mejoras internas en la organización.

El Community Manager debe tener habilidades que van desde lo social hasta lo técnico y administrativo. En el ámbito social: debe saber escuchar, ser cordial, ser paciente, creativo y asertivo. Todas estas cualidades le permiten actuar según lo que observa, responder sin ofuscarse en caso de comunicaciones hostiles, crear impacto es las estrategias de comunicación y ser asertivo en las mismas (sin ser pasivo o agresivo).

En las habilidades técnicas: debe tener buena ortografía y redacción, conocer y actualizarse en las redes que maneja, conocer las analíticas y herramientas de cada una, saber formular e implementar una estrategia de social media marketing, también tiene que conocer la audiencia según las redes y muy importante, debe conocer la empresa y el sector en que la marca se desempeña.

En cuanto a las destrezas administrativas: debe estar en constante aprendizaje en un mundo cambiante como lo es el mundo digital, ser organizado para evitar abrumarse, ser una persona resolutiva, ya que debe generar respuestas rápidas cuando se requiera, procurar ser líder y ser apasionado de la tecnología y también es necesario que sea capaz de trabajar en equipo y fomentar enlaces con áreas complementarias.

Fuente: http://www.juancmejia.com – www.iebschool.com

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes.