Si lo deseas puedes mejorar tu productividad laboral – Blog de Empléate
fade
5369
post-template-default,single,single-post,postid-5369,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Productividad laboral

Si lo deseas puedes mejorar tu productividad laboral

En el entorno empresarial siempre es común escuchar que se hable de la importancia de mejorar la productividad para alcanzar el éxito, sin embargo, hay cosas que suelen pasarse por alto y que son cruciales para comprender muy bien de qué se trata y qué estrategias se pueden implementar para ser mucho más productivos al mejorar nuestra eficiencia, no solo dentro de una empresa, sino también en un proyecto académico o personal.

Aumentar la productividad parece algo sencillo, pero lo cierto es que requiere de dedicación y ganas de alcanzar los objetivos propuestos. Es probable que usualmente genere algo de preocupación ante la incertidumbre de si realmente podrá lograrse y, cuando esto realmente sucede, aumenta la probabilidad de obtener mayores beneficios con menores gastos, lo que se traduce en proyectos mucho más competitivos y estables.

¿Cuáles son las estrategias que nos pueden ayudar a aumentar la productividad?

Organización. Aunque parezca obvio, en muchos casos suele tomarse a la ligera al darse por hecho, sin embargo, es fundamental para que las cosas se vayan desarrollando de la manera como deseamos. Ser organizados nos permitirá aumentar la productividad desde un punto de vista más estratégico. Acá es necesario establecer y tener claros los objetivos, los procedimientos, la distribución de las tareas, el tiempo con el que se cuenta y cómo se dividirán los equipos. Al establecer un esquema de organización, todos los implicados en el grupo deberán conocer muy bien cuáles son sus actividades y el rol que deben cumplir en un lapso determinado a fin de cumplir con todas las solicitudes de una manera óptima. De esta manera y cuando se hace de esto una práctica constante, las cosas van fluyendo, se va mejorando la productividad, se alcanza la eficiencia máxima el proceso se mecaniza.  

Saber priorizar. Si bien son varias las tareas que deben realizarse a diario, es necesario saber priorizarlas según su nivel de importancia y urgencia. Eso solo se podrá dilucidar en base a un proceso de análisis cuidadoso que permita atender lo que implique mayor emergencia y dejar para después aquello que puede esperar.

Evitar procrastinar. Si previamente se estableció una agenda con las actividades a desarrollar, es necesario tratar de cumplirla al pie de la letra y evitar dejar las cosas para después, ya que puede terminar jugando en nuestra contra. Es verdad, hay días que por diversas razones no se puede cumplir con esa agenda, pero lo ideal es que no sea porque las posponemos sin motivo. Una recomendación para no procrastinar es tratar de realizar las tareas más complejas o densas al inicio del día cuando nuestra mente está más fresca, de esta manera todo saldrá con mayor facilidad y sin tantos problemas.

Una tarea a la vez. De esta manera evitas saturarte con tantas cosas al mismo tiempo, además cuando haces muchas cosas de una sola vez, aumenta la probabilidad de que, en lugar de ser más productivo, termines haciendo las cosas mal, seas menos eficiente y no obtengas el resultado esperado. Ve enfocándote en una tarea a la vez y cuando vayas terminando con esa podrás pasar a la siguiente sin mayores inconvenientes.

Ejecuta por partes los grandes proyectos. Esto es de mucha ayuda cuando tienes grandes proyectos en puerta y no puedes desarrollarlo de una sola vez, para esto, divídelo en pequeñas partes para que sea menos denso, más manejable y así tengas los puntos más claros. De esta manera te sentirás más cómodo y podrás aumentar la productividad al cumplir con la meta en el tiempo establecido. 

Delega. Esto es un aspecto que a muchas personas les cuesta, ya que por lo general quieren hacerlo todo sin apoyo de terceros. Delegar es crucial si se quiere aumentar la productividad, ya que generalmente en el ámbito empresarial muchos proyectos deben realizarse en equipo y si las personas no están dispuestas a colaborar entre sí y apoyarse, es probable que las cosas se retrasen y resulten mal. Acá es necesario repartir las actividades de forma equilibrada y equitativa para que nadie sienta que está trabajando de más o que se le está subestimando.

Descansa de vez en cuando. Pareciera mentira, pero tomarse unos minutos de descanso ayuda a oxigenar la mente y por ende a aumentar la productividad. Trata de tomar pausas activas luego de tener unos 40 o 50 minutos trabajando de manera continua para evitar agotarte y perder la concentración. Date la libertad de tomarte unos 10 o 15 minutos para distraerte un rato, caminar un poco, tomarte una bebida refrescante o incluso tomar una pequeña siesta, verás que luego de esto te sentirás mejor y podrás seguir adelante con el proyecto.  

Comunícate adecuadamente. Esto es básico, ya que sin una buena comunicación difícilmente podremos entendernos y hacer que todo fluya. Acá es fundamental saber comunicarte de manera educada y cordial con las personas que conforman tu equipo de trabajo y los que están en otros departamentos, recuerda, todos son pieza clave dentro de la organización. Mantén una buena comunicación con los clientes internos y externos y hazlo de manera vertical y horizontal, es decir, que bien puedes comunicarte con altos empresarios y líderes, así como con los miembros del equipo e iguales. Esto, además de asegurar un buen entendimiento, garantiza un excelente clima laboral donde todos remen en una misma dirección.  

Mantente actualizado. El mundo avanza y surgen nuevas tecnologías que nos obligan a buscar la manera de ser cada vez más competitivos. En este sentido mantenernos actualizados e innovar es la clave para mantenernos a flote.

Por GGBA

Fuente: https://noticias.universia.es/practicas-empleo/noticia/2016/11/17/1146271/impacto-tic-productividad-laboral.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario