¿Se puede emprender con poco dinero? – Blog de Empléate
fade
5304
post-template-default,single,single-post,postid-5304,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Se puede emprender con poco dinero?

Hablar de emprendimiento no es algo nuevo, ya que muchas marcas y productos que conocemos en la actualidad surgieron de una idea innovadora de alguien que decidió emprender y aprovechar la oportunidad de apostar por algo distinto. Sin embargo, hablar de emprendimiento, partiendo desde un capital mínimo, sí es algo que muchos están considerando hoy para tratar de abrirse paso en el mundo comercial sin morir en el intento. Las iniciativas que se pueden tomar son diversas y todo va a depender del objetivo que tenga la persona y hasta dónde quiera llegar. Lo cierto es que la posibilidad de emprender está allí y pareciera no ser necesario contar con una cuantiosa suma de dinero para poder comenzar. A continuación, mencionamos algunos aspectos que debes tomar en cuenta si deseas emprender, pero posees una moderada inversión inicial.

Uno de los principales aspectos a considerar es que, al no contar con tanto capital, es necesario ponerle más esfuerzo y dedicarle el doble de tiempo para que el negocio tome forma y vaya fluyendo, para esto es necesario estar concentrados, enfocados, sin estrés y seguir las siguientes premisas: 

Obtén toda la información posible del negocio que tienes en mente. Pareciera obvio, pero en muchas ocasiones los emprendimientos nacen muertos porque las personas no se toman un tiempo prudencial para informarse acerca de las distintas opciones entre las que pueden elegir, así como todos los factores que inciden en su idea de negocios. Acá es necesario pensar si es algo que ya se ha hecho antes, de ser así se debe determinar cuál es esa otra perspectiva y ese plus que puedes darle para diferenciarte de los demás. Esto puede costar un poco al principio, sin embargo, es fundamental ser muy meticulosos para tomar la mejor decisión y reducir los márgenes de error que puedan presentarse.

Decídete por una opción. Una vez que lo hayas meditado bien y puesto las cosas en la balanza es el momento de decidirte por la opción que sea más viable para ti y lo que estás buscando. Sin duda es un paso crucial porque determinará el rumbo de tu empresa, desde este momento comenzará a ser realidad. Ya acá es necesario tener claro cuál será el modelo de negocio que se ajusta a tus conocimientos, habilidades y el tiempo del que dispones para ponerlo en marcha.

Organízate bien. De nada sirve haberte decidido por la mejor opción si no sabes organizarte y planificar bien las cosas que llevarás a cabo. Ser organizado y esforzarse por lo que se quiere son unas de las claves para que tu negocio tenga el éxito deseado, de ahí la importancia de pensar muy bien todas las gestiones y estrategias que se van a implementar, por ejemplo, ¿cuáles son los primeros pasos que darás para que la empresa comience a funcionar?, ¿cuál es el capital humano con el que cuentas para apoyarte en el modelo de negocio?, ¿dónde y cómo se efectuará la venta? y ¿cuáles son las expectativas a corto, medio y largo plazo?, estas son solo algunas de las cuestiones a tener en cuenta.

Elabora un presupuesto inicial. Como lo comentamos al principio, aunque se trate de una cantidad mínima, es importante que exista una inversión inicial que te permita arrancar. Enfócate en elaborar un presupuesto básico donde garantices que con el tiempo podrás recuperar el dinero adelantado. En el presupuesto se debe incluir cada gasto que conlleve el negocio y debe ser evaluado previamente en función del capital del que dispones y por supuesto, estar registrado. Es una manera de tener bien definido el capital del que dispones para el resto de tus movimientos empresariales.

Arriésgate y ponte en marcha. Es el momento de buscar posibles clientes e inversores que te ayudarán a impulsar tu empresa. Hazte notar y ofréceles eso que otros no están en la capacidad de ofrecer. Dale visibilidad a tu iniciativa, crea un sitio web y anuncia tu idea de emprendimiento por todo lo alto y por todos los medios que sean posibles, sin perder la perspectiva. Haz buen uso de las redes sociales para darte a conocer, envía correos y apóyate en las personas que conoces, amigos y familiares que puedan recomendarte con otras personas y darte a conocer al difundir las bondades de tu negocio. Anímate y lánzate al ruedo.

Por: GGBA

Fuente: https://www.universia.net/es/actualidad/actualidad.empleo.emprendedores-como-iniciar-negocio-poco-dinero-1127309.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario