Cuando la idea de una empresa o emprendimiento nace se tienen muchas expectativas de cómo será. Se crea un primer modelo de negocio y las estrategias que pueden aplicarse para saber qué puede funcionar. Sin embargo, el mundo avanza y con el paso del tiempo los gustos de los clientes se transforman. Consciente de esto, te recomendamos estar atento a las cosas que puedes mejorar para seguir siendo referencia en el mercado.

Dicen por ahí que para mantenerse vigente en el mundo de los negocios es necesario reinventarse de vez en cuando. Ir contra la corriente no te servirá de nada cuando la única constante es el cambio. Muchos expertos señalan que en ocasiones las grandes cadenas caen en desgracia por no escuchar las necesidades de sus clientes. Pero, te preguntarás ¿cuándo es el momento necesario para renovar tu modelo de negocio? Muy sencillo, eso dependerá del resultado de la revisión constante que hagas de los factores que inciden en tu empresa.

Existen situaciones que pueden desencadenar una actualización del plan que vienes desarrollando:

  • Los competidores reaccionaron a tu entrada en el mercado reduciendo los precios de productos similares o aportando otros beneficios.
  • La economía se ve afectada por la inflación, recesión o tasas de desempleo, afectando la capacidad de tus clientes para adquirir tus productos.
  • Consigues un nuevo cliente importante, o por el contrario uno de tus clientes habituales cancela un gran contrato.
  • Perder a un miembro clave del personal, lo que termina por afectar la productividad de tu empresa o emprendimiento.
  • O mejor aún, que estés listo para llevar tu negocio al próximo nivel.

Los empresarios deben saber que no es bueno confiarse del todo de las estrategias que han funcionado hasta ahora, ya que una etapa de crisis puede estar a la vuelta de la esquina. Además, las cosas en el plano económico pueden comenzar a salir como no se esperaban ocasionando desbalances. Es importante que las empresas tengan contemplado un plan de negocios con estrategias financieras y de mercadeo, así como analizar qué está haciendo la competencia. De esta manera podrán darle un giro a su idea primigenia y ofrecer algo distinto que les favorezca. 

Pensar que todo está bien como está, y que es mejor dejarlo así, es caer en un error. Si bien en muchas ocasiones no es necesario cambiar todo tu modelo de negocio, sí es necesario hacer ajustes. Toma en cuenta que el número de ventas puede variar y que tus clientes pueden estar necesitando otras cosas. En este caso lo ideal es mantenerse al día con lo que es tendencia, eso te permitirá innovar. Date la oportunidad de desarrollar nuevas estrategias de planificación empresarial, pues pensar a corto plazo ya no es una opción. Por algo dicen por ahí “si no te adaptas, mueres”, verás que las lecciones te hacen crecer.

Es normal que llegues a sentir miedo cuando piensas en actualizarte, pero no te preocupes, ten presente que lograste hacer un primer plan que te resultó y que ahora será más divertido. Tienes más experiencia en el manejo del mercado y sabes lo que te ha funcionado y lo que no.

 

Por GGBA

Fuente: https://observatorioecommerce.com/debo-cambiar-modelo-negocio/

 

 

A %d blogueros les gusta esto: