Tal día como hoy, pero en el año 1974 fallece en Tel Aviv, Israel, la autora y poeta mexicana Rosario Castellanos, reconocida a nivel mundial como una de las voces literarias más importante del siglo XX. Una de las características que la definió a lo largo de su vida fue su elocuencia al escribir sobre temas relacionados a la opresión cultural y de género, de tal manera que su trabajo influyó y sigue influyendo en la teoría feminista y los estudios culturales.

Solía escribir con sentido del humor, ironía y con frecuencia se burlaba de la sociedad contemporánea. Aunque falleció joven, a la edad de 49 años, logró abrir las puertas de la literatura mexicana a las mujeres, dejando un legado aún vigente en la actualidad. A continuación, te dejamos algunos datos de interés sobre la vida de esta famosa escritora:

Su amiga Martha Cerda cree que Castellanos se suicidó. Al enterarse de la muerte de Castellanos, la también escritora mexicana Martha Cerda dijo al periodista Lucina Kathamnn, “Creo que ella se suicidó, aunque ella ya se sentía que estaba muerta desde hace algún tiempo”. En el momento de su muerte, la agencia estatal de noticias israelí reportó que murió “como resultado de una descarga eléctrica de una lámpara de mesa de mal funcionamiento”. El informe inicial culpa su muerte a los cables en mal estado de la lámpara.

Sus poemas pueden encontrarse en el libro “Poesía no eres tú”. A lo largo de su vida, fue una escritora prolífica, escribió una obra completa, cuentos, poemas y ensayos. Su biografía en BBC describe sus temas como “la doble realidad de ser una mujer y un mexicano”. Esa misma biografía señala que su trabajo más famoso es Ciudad Real, publicado en 1960. La colección de cuentos habla de las luchas de los pueblos indígenas de Chamula.

La primera feminista sin tapujos entre las escritoras mexicanas. Para muchos, uno de los grandes aportes de Rosario es que fue la primera feminista sin tapujos entre las escritoras mexicanas que, con un vigor y precisión intelectual, aunada con una sensualidad, se convirtió en una de las primeras mujeres que, a través de la escritura, se hizo visible dentro de la cultura machista.

Visionaria de un teatro crítico. Desarrolló un teatro ensayístico crítico, protagonizado por una mujer, que se burla de las horas que las damas dedican a verse bien para los demás y de la manera en que sacrifican su intelecto en aras del amor. Un teatro que va transformando la identidad femenina culturalmente aceptada por la misoginia. La pieza teatral cargada de visión intelectual, se llamó El eterno femenino y con ella pasó a ser una de las dramaturgas más influyentes del idioma español.

A %d blogueros les gusta esto: