Renuncia a esto si quieres ser millonario. Parte II – Blog de Empléate
fade
5763
post-template-default,single,single-post,postid-5763,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Millonario

Renuncia a esto si quieres ser millonario. Parte II

En el artículo anterior, hablamos de la importancia de aprender a dejar de lado algunas cosas o malos hábitos, si la meta es manejar mejor nuestras finanzas personales y convertirnos en personas millonarias.

Tal como lo prometimos, hoy continuamos con la segunda parte del listado y mencionamos otros aspectos a tomar en consideración.

No pensar en grande

Es usual que en algunas ocasiones las personas tiendan a pensar que el fin último de la vida es tener un trabajo estable que, a largo plazo, les permita lograr una jubilación y vivir tranquilamente los años que les quedan. Aunque esto perfectamente puede funcionar para algunos, lo cierto es que, si la idea es convertirse en una persona millonaria, lo ideal es pensar en grande, verse cada vez mejor y para nada pensar en la jubilación como el final de la vida productiva. Cuando realmente quieres hacerte rico, debes reeducar a tu cerebro para que piense en cómo puedes impactar en el mundo con tu fortuna y qué puedes desde tus medios para mejorar, al menos, un aspecto de la vida.

Creer que lo sabes todo y que no queda nada por aprender

Esto sin duda es un grave error. Pensar que ya lo sabes todo o que tienes todo bajo control es una afirmación que te llevará al fracaso. Ser una persona exitosa y millonaria requiere de actualización y preparación constante y continua, sobre todo en el mundo actual donde todo se transforma casi a la velocidad de la luz. Si la meta es que tu negocio crezca y prospere, es fundamental que seas capaz de aprender cómo manejar las nuevas formas de negociar, las herramientas digitales y, además, saber escuchar y aprender de las experiencias de los demás. haz lo posible por mantenerte al día con lo nuevo y enfócate en mejorar tus habilidades de negocio. Infórmate, lee mucho, conviértete en un autodidacta y empápate de todo lo que te rodea.

Establecer plazos irreales

Como lo mencionaos en el artículo anterior, muchos creen que hacerse millonario pasa de la noche a la mañana, cuando lo cierto es que para que esto sea viable, es importante trazarse plazos reales que se puedan alcanzar. Si tu idea es hacerte millonario a los 30 años de edad, debes comenzar mucho antes a ponerte metas diarias que vayas alcanzando paulatinamente. Recuerda que el dinero no llegará a la puerta de tu casa a tocar el timbre. La clave para generar riqueza es tener claros tus objetivos con plazos estrictos y alcanzables.

Rodearte de personas tóxicas

Cuando te sumerges en un círculo donde la mayoría de las personas son problemáticas o negativas, hará que sin darte cuenta te vayas alejando de tus objetivos y poco a poco caigas en el desgano, dejando de lado tu meta de ser millonario. Para evitar que esto suceda, trata por todos los medios de rodearte de personas que piensen en grande y que sean capaces de nutriste y aportarte herramientas necesarias para impulsar tu proyecto. Quienes han alcanzado el éxito lo han hecho rodeados de personas que, así como ellos, pensaron en grande y lucharon por lo que querían, atreviéndose a ver más allá de lo evidente. Aléjate de quienes agoten tu energía y no tengan tus mismos objetivos.

Quedarse en la zona de confort

Sin duda esto es algo discutible, ya que la zona de confort puede ser un tema bastante subjetivo, dependiendo de la realidad de cada persona y del cristal con que se mire. Sin embargo, hacemos referencia a esto inclinándonos a la aseveración de “si hoy estoy bien, mañana podré estar mejor”. Es vital evitar acostumbrarse a estar en un estado de neutralidad, donde no se corren riesgos ni se superan dificultades. Anímate a dejar de lado el miedo que solo te paraliza y apuesta por lo que quieres alcanzar.

Tener miedo al fracaso

Arriesgarse es una de las mejores maneras de obtener lo que se quiere, ya que, si se deja pasar la oportunidad, por temor a fracasar o que resulte negativo, entonces estaremos rindiéndonos antes de la batalla. Es normal que en algunos momentos lleguemos a sentir miedo de lo que pueda pasar, y está bien, es una emoción humana que se debe vivir, sin embargo, la clave es tratar de que ese miedo no sea mayor a las ganas de querer lograr que nuestro proyecto prospere. Una buena manera de comenzar a practicar para superar el miedo al fracaso es tratar al dinero como si fueses a perderlo mañana. Si estás pensando en montar un negocio, asegúrate de tener los medios para que sea rentable y sin deudas.

Creer que los mejores momentos ya pasaron

Esto es algo que inconscientemente te estanca y te hace pensar que ya no hay nada que puedas hacer para cambiar o mejorar tu situación económica. Para evitar que este tipo de pensamientos te invadan, es importante comprender que todo el esfuerzo que estás haciendo es con un propósito y final claro, ser cada vez más grande. Trata de no pensar en las cosas que te estás perdiendo por ahorrar, en su lugar, intenta incluir estímulos en el camino que te recuerden por qué lo estás haciendo y habilita momentos del día donde puedas distraerte de ese esfuerzo. Los mejores momentos no han pasado aún, recuerda que todavía tienes tiempo para convertirte en una persona rica y exitosa.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/bi-13-cosas-a-las-que-tienes-que-renunciar-si-quieres-ser-millonario

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario