Renuncia a esto si quieres ser millonario(a). Parte I – Blog de Empléate
fade
5759
post-template-default,single,single-post,postid-5759,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
millonario

Renuncia a esto si quieres ser millonario(a). Parte I

Una de las metas que la mayoría de los seres humanos quiere alcanzar, una vez que ha comprendido la importancia de prepararse académicamente para el ámbito profesional, es ser millonario, o al menos poder alcanzar un excelente nivel de estatus que le permita saber que sus necesidades económicas estarán cubiertas, al tiempo que continuará en la búsqueda de nuevas alternativas que le permitan mantener esa fortuna en crecimiento y estabilidad.

En ocasiones, de manera errónea se tiende a pensar que volverse millonario es algo que se logra de la noche a la mañana o que, tal vez, por un golpe de suerte se encontrará en un boleto de lotería ganador. Lo cierto es que hacerse millonario tiene que ver con el hecho de comprender la importancia de saber ahorrar con tiempo y trabajar de manera continua y eficiente para lograr los objetivos, algo que sin duda marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso.   

Como dicen por ahí, todo en la vida requiere de ciertos sacrificios y de saber tomar decisiones que te ayudarán a alcanzar lo anhelado. La clave es evitar verlo como algo a lo que se renuncia y, en su lugar, tomarlo como algo que te impulsará hacia adelante.

En esta oportunidad, presentamos una primera entrega de algunas cosas que deberás dejar de lado si deseas alcanzar el éxito en el mundo de las finanzas personales y convertirte en un millonario:

Tener una sola entrada de dinero

Dependiendo de la realidad y la economía de cada país, esto puede resultar un poco más sencillo o más difícil de dejar de lado. Sin embargo, todo va a depender de la actitud y las ganas de progresar de cada persona. Lo cierto es que, si bien es importante contar con una entrada de dinero, es fundamental tratar de asegurarse que esta no sea la única, básicamente porque hay que pensar en el futuro, por ejemplo, ¿qué pasa si cierran la empresa y esa fuente de ingresos se ve suprimida? Es por eso que hay que tener una carta bajo la manga y contar con al menos dos entradas de capital que te permita estar más holgado para poder afrontar las vicisitudes del camino y para preparar el terreno cuando llegue el momento de invertir en un nuevo proyecto.

Pensar que el sueldo fijo es la respuesta a todos los problemas

Si bien tener un sueldo fijo es importante cuando se está comenzando en el mundo laboral, es crucial comprender que esto no podrá cubrir todas tus necesidades personales. Si bien es algo positivo, se debe tratar de hacer cosas por cuenta propia para mantener el flujo del dinero circulando. Si por el momento no tienes otra alternativa, está bien, pero trata de poner el foco en ofrecer servicios de acuerdo a lo que sabes hacer y en lo que eres bueno, tener un trabajo alterno que mejore tus ingresos.

Comprar cosas que no necesitas

Esto es fundamental, ya que muchas veces gracias a la mercadotecnia y a las sugerencias de otros, caemos en el error de gastar dinero en cosas que realmente no necesitamos y que no marcarán una diferencia en nuestra vida. Antes de gastar dinero en artículos que no aportarán valor a tu vida, piénsalo dos veces, evita dejarte llevar por el capricho. Si bien a veces puede ser algo cuesta arriba, intenta ahorrar gran parte del capital que ingresa a tus cuentas y tenlo por ahí como un fondo de reservas que podrás invertir más adelante en algo realmente trascendental.

Ahorrar sin propósito

Aunque el ahorro es primordial para poder cumplir tus metas y echar a andar tus proyectos personales, hay quienes solo ahorran por ahorrar, sin tener un objetivo claro. Esto, aunque no parezca, es contraproducente, ya que al no tener un propósito definido ese dinero estará allí esperando a la nada y corriendo el riesgo de ser gastado cuando menos se piense en cualquier cosa. La clave es tratar de establecer objetivos por los que se quiere ahorrar, ya sea para lograr reunir una cantidad específica para algo a corto plazo o para una buena suma que podrás invertir para algo más grande.

Almacenar dinero para no invertirlo

Aunque no parezca, esto pasa con mucha frecuencia, ya que hay personas que solo se dedican a ahorrar, pero jamás invierten el dinero en algo productivo ¿qué sentido tiene esto? NINGUNO. La idea de ahorrar dinero es saber que en algún momento se utilizará para algo importante que te ayudará a mejorar tu calidad de vida. Es crucial darle un sentido a lo que se quiere conseguir. No es necesario que inviertas el dinero en acciones de otras empresas o algo parecido, pero sí que seas capaz de invertir el capital en cosas que te hagan crecer y con las que puedas impulsar tu propio negocio.

Adquirir cosas que no puedes costear

Otro mal hábito que se debe dejar de lado, si la meta es convertirse en alguien exitoso y millonario. Sí, está bien que de vez en cuando te des un lujo, la vida no es solo trabajo sin diversión, pero la clave acá es que puedas comprar las cosas que realmente puedes pagar, sin llegar a endeudarte. Las deudas no son buenas y menos cuando tu capacidad de respuesta económica está por debajo de eso que quieres adquirir y no puedes costear. Piensa a largo plazo y en grande, si logras dominar esto, sabrás que con esfuerzo y un poco de paciencia eso podrá ser tuyo más temprano que tarde. Evita por todos los medios malgastar el dinero.

En la próxima entrega continuaremos hablando sobre otras cosas que debes dejar de lado si quieres ser millonario.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/bi-13-cosas-a-las-que-tienes-que-renunciar-si-quieres-ser-millonario

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario