Regresa al trabajo después de Navidad sin inconvenientes – Blog de Empléate
fade
5116
post-template-default,single,single-post,postid-5116,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Regresa al trabajo después de Navidad sin inconvenientes

Se terminaron las vacaciones navideñas y es hora de regresar al trabajo. Para algunos, esto es sinónimo de reactivación y de una nueva oportunidad para hacer cambios trascendentales en sus vidas, sin embargo, hay quienes les cuesta mucho volver a sus labores habituales luego de este período, ya que han tenido varios días libres para entretenerse y disfrutar realizando otras actividades que nada tienen que ver con el entorno laboral. ¿Les ha pasado? Si es así no hay de qué preocuparse, es un escenario que se da con más frecuencia de lo que pensamos y que debe ser abordado con conciencia para poder salir de él y así evitar quedarse estancado en el sentimiento de nostalgia por la fecha decembrina, o como algunos expertos le llaman, caer en el “síndrome postnavideño”. A continuación, dejamos algunos tips que pueden ser de mucha utilidad:  

Paso a paso para no enloquecer. Es usual que cuando está por terminar el año laboral queramos hacer más cosas de las que tenemos pautadas, como una manera de “comenzar una nueva etapa con la menor cantidad de carga posible”, esto en algunos casos puede ser positivo, ya que se evita la acumulación de trabajo creando una especie de colchón que asegura que en el nuevo año muchas cosas estarán previamente listas, sin embargo, en otros casos, puede ser contraproducente porque la persona termina realmente agotada y al momento de volver tiene como un “trauma” de retomar sus labores. Lo mismo puede suceder cuando se quiere hacer más de la cuenta comenzando el nuevo año laboral. La clave en ambos escenarios es tratar de llevar las cosas con calma, saber que, si bien hay cosas por hacer, también se les debe dedicar el tiempo justo para que no termine jugando en nuestra contra. Así que paso a paso para no enloquecer, distribuye la carga laboral en varios lapsos para que todo fluya de la mejor manera posible.   

Toma las vacaciones en serio. Con esto nos referimos a que, si la empresa tiene como ley dar unos días de descanso para todo el personal, aunque seas apasionado por el trabajo, trata de tomar tus días con religiosidad y evita por todos los medios retornar antes que los demás, esto no solo asegura que estés descansado como el resto del equipo, sino que también te ayudará a sentirte más dispuesto a retomar tus labores y las energías estarán renovadas.

Guarda un poco del espíritu navideño para los primeros días. Esto es algo importante, pues los días de Navidad nos dan otra visión del mundo, sobre todo de la importancia del compartir, por eso se recomienda que las personas al regresar se lleven, por ejemplo, una foto donde aparezcan compartiendo con los amigos y familiares, de esta manera tendrán ese espíritu de unión y buen ánimo presente para poder arrancar con buen pie.  

Comparte anécdotas con tus compañeros. Es una buena oportunidad para conocerlos mejor mientras se ponen al día con las cosas que hicieron por su cuenta durante el tiempo que estuvieron desconectados laboralmente. Es una sencilla interacción que además te permitirá hacer más llevadero el regreso a las labores después de Navidad.    

Vacía tu bandeja de correo de manera progresiva. Es común que una vez que encendemos la computadora y abrimos el correo nos encontramos que la bandeja está a reventar. Lo usual es que nos invada la necesidad de dar respuesta lo antes posible, pero hacer esto es un error que se debe evitar al máximo. Sí, hay muchos correos, pero responder cada uno de ellos se toma su tiempo por lo que lo recomendable es tratar de hacerlo de manera progresiva para evitar saturarse o equivocarse enviando una información incorrecta al cliente incorrecto. Una alternativa es llegar un poco antes en la mañana para ir dando respuesta y otra es tomar unos minutos la noche anterior para ir saliendo de esos pendientes.

Por GGBA

Fuente: https://noticias.universia.es/practicas-empleo/noticia/2020/01/03/1167514/vuelta-trabajo-despues-navidad-5-consejos-evitar-depresion.html

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario