Recomendaciones para estudiar en casa – Blog de Empléate
fade
5329
post-template-default,single,single-post,postid-5329,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Estudiando desde casa

Recomendaciones para estudiar en casa

Este tiempo de confinamiento nos ha llevado a ver las cosas desde otra perspectiva y nos ha hecho crear nuevos hábitos a los que antes no estábamos acostumbrados, pero que necesitamos para poder llevar a cabo las cosas que solíamos hacer en otros escenarios, por ejemplo, estudiar. Esto era algo que solíamos hacer desde otro escenario, pero ante esta realidad no quedó otra opción que hacerlo desde casa, sin embargo, para muchos no ha resultado una tarea sencilla, ya que al estar en el hogar casa es muy fácil distraerse y terminar procrastinando hasta que ya es muy tarde.

Si es tu caso y se te está haciendo muy difícil adaptarte a este hábito de seguir lecciones y cumplir directrices emitidas a través de un correo electrónico, debes saber que se trata de una modalidad que tiene años funcionando y anualmente continúa aumentando su popularidad. Desde el año 2000, el estudio y formación online ha crecido aproximadamente un 900% a nivel mundial y llegó para quedarse. Pero, aunque en principio se pueda sentir temor, la clave acá es comprender que es posible obtener buenos resultados estudiando desde casa. A continuación, dejamos algunas recomendaciones para que tus estudios desde casa resulten eficientes.  

Hazte un horario. Esto es fundamental, ya que al tener un horario de estudios es más fácil organizar tu tiempo para cumplir con las obligaciones académicas sin perder el tiempo. Utiliza muy bien estas horas para leer, comprender, hacer anotaciones, ver videos con lecciones prácticas y útiles y realizar resúmenes de lo leído. Adapta las horas de estudio a tu ritmo de vida, por ejemplo, hay personas que están más despiertas y son más productivas por las mañanas, mientras que otras prefieren las tardes o incluso las noches. Sé disciplinado y pon tus energías en enfocarte al máximo para que todo fluya de la mejor manera.

Escoge un lugar donde te sientas cómodo. De nada sirve que tengas un horario si no has elegido cuál es el espacio de la casa que mejor te funcionará para hacer tus deberes. Evita los muebles o las camas, ya que el riesgo de dormirte y desertar aumenta considerablemente. Si solo cuentas con tu habitación, trata de que haya buena iluminación, que la computadora esté en un lugar donde te puedas sentar cómodamente y donde la temperatura sea la ideal. Ubica todas las herramientas que vas a necesitar para tenerlas a la mano, así evitarás dar vueltas por toda la casa buscándolas en último momento. Procura que en este lugar no te molesten mucho y que respeten tus horarios.

Practica la constancia y no te distraigas. Esto, además de crearte un hábito de estudio, te ayudará a salir de los trabajos y deberes pendientes en un tiempo prudencial, de esta manera evitas los malos ratos como tener que trabajar bajo presión porque dejaste todo para última hora. Dedica al menos una hora diaria al estudio, siempre tendrás el fin de semana para descansar. Evita los celulares y otros dispositivos tecnològicos cuando estés estudiando, solo lograrán distraerte de las cosas importantes que debes atender en ese momento. Aprovecha los ratos libres para usarlos, conversar con tus amigos y distraerte con las redes sociales.  

Planifica tus deberes y toma la iniciativa. Es usual que muchas veces tengas varias cosas por hacer, pero siempre habrá unas que sean más importantes que otras o que deberán salir antes, de ahí la importancia de hacer una planificación para que determines cuáles son las materias que requieren tu mayor atención, para luego seguir con las demás y seguir siendo productivo. Toma en cuenta que al estudiar en casa no tendrás a los profesores a tu lado, por lo que esta responsabilidad estará en tus manos. Además, atrévete a tomar la iniciativa y si algún profesor no te ha dado directrices sobre una materia que te gusta y tú deseas buscar más información, hazlo sin temor, eso demostrará que tienes interés e incluso puedes darles algunas sugerencias a tus profesores.

Realiza pausas activas. Se trata de tomar unos minutos para descansar entre cada actividad que estés realizando, esto te ayudará a oxigenar la mente, recuperar fuerzas y retomar tus deberes con buen ritmo. Lo recomendable es que, al estar estudiando durante una hora, tomes unos 10 o 15 minutos de descanso para poder retomar sin que pierdas la concentración. Si no pudiste pausar luego de una hora y, por ejemplo, llevas dos horas, es probable que el receso que debas tomar sea un poco más largo para compensar la carga de cansancio. La idea no es terminar agotados.

Comunícate con tus profesores y demás alumnos. Además de ayudarte a sentir el apoyo del resto y no sentirte solo, leer y participar en foros y chats te ayudará a mejorar tus conocimientos en la materia y obtener una visión más global. Seguro que hay algún alumno que pregunta una duda que tienes y no te atreves a preguntar y si no es así, sé el primero y muestra iniciativa.

Descansa y mantente saludable. Dormir es fundamental para comenzar el siguiente día con buen pie y poder rendir durante la jornada académica que tendrás en casa. Mantener la concentración será mucho más fácil y podrás ser más productivo. Evita comer de más mientras estás en casa, ya que es muy fácil caer en la tentación. Trata de realizar algunos ejercicios para mantenerte en forma y evitar el sedentarismo que puede jugar en tu contra.

Por GGBA

Fuente: https://www.universia.net/es/actualidad/actualidad.orientacion-academica.consejos-estudiar-desde-casa-1166466.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario