¿Quieres que tu currículo tenga éxito? Evita estos detalles

El currículum vitae es nuestra principal forma de presentarnos y lo que nos hará destacar entre los demás candidatos. Este término latino, que significa carrera de la vida, resulta ser a grandes rasgos un concepto que engloba el conjunto de experiencias educacionales, laborales e incluso vivenciales de una persona.

Es por eso que al momento de redactarlo es muy importante tener en cuenta algunos errores que muchas veces cometemos, sin darnos cuenta, y que pueden llegar a costarnos una oportunidad laboral. A continuación, te damos una serie de tips para evitar colocar en tu hoja de vida ciertos detalles de más que te impidan alcanzar el principal objetivo que es ser contactado para una entrevista de trabajo.

No escribas “Currículum Vitae” como titular en la parte superior porque es obvio que se trata de tu hoja de vida, en su lugar coloca tu nombre completo con un puntaje más grande para que destaque de lo demás y tu información personal: edad, dirección de habitación, números de contacto, etc.

Trata en lo posible no tener mala ortografía, no importa cuál sea la vacante por la que te postules, los errores ortográficos son como una gran mancha en la hoja de vida. Aunque parece un consejo muy obvio, algunos candidatos continúan sin darle la importancia que se merece, incluso sabiendo el actual contexto competitivo.

Coloca una descripción de ti mismo de una manera clara, organizada y precisa, no des tantas vueltas porque mucha explicación y mucha información puede tornarse aburrido y hacer que el entrevistador pierda el interés.

Evita hablar de remuneraciones, objetivos económicos o sueldos en el currículum, ya habrá tiempo de eso una vez te contacten para la entrevista laboral. Asimismo, evita dar explicaciones y detalles de las razones por las que estás desempleado o de cómo concluyó tu más reciente relación laboral; si la empresa está interesada te lo preguntará.

Trata de dejar de lado militancia política, sindical o creencias religiosas. Usa un vocabulario estándar, sin tantos tecnicismos, pero sin caer en lo coloquial; las palabras pedantes o rebuscadas pueden hacer que te descarten de una vez.

No indiques todos los seminarios o cursos a los que has asistido ni todos los trabajos que has tenido. El espacio del currículum es muy limitado y es mejor si haces una selección indicando sólo los más significativos. Por otro lado, evita dejar espacios innecesarios en blanco que hagan creer al entrevistador que es para alargar el currículum, al contrario, mientras más condensada esté la información y sea de calidad, mejor.

NO MIENTAS, véndete lo mejor posible sin recurrir al engaño porque tarde o temprano podrían darse cuenta restándote puntos y credibilidad. Además, no incluyas tus aficiones salvo que éstas tengan una relación muy directa con el puesto de trabajo al que aspiras.

Fuentes: www.primerempleo.com – www.modelocurriculum.net – www.occ.com.mx

¿Te gusta lo que lees?

Comenta y comparte a través de las redes.

Leave a Reply