¿Qué esperar y qué hacer en el 2015? – Blog de Empléate
fade
1615
post-template-default,single,single-post,postid-1615,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Qué esperar y qué hacer en el 2015?

PreguntaEl año 2014 ha estado lleno de imprevistos y eventualidades, situaciones que nos obligan a pensar en lo que sucederá, cómo lo enfrentaremos y qué tendremos preparado para llegar a la cresta de la ola y no caer sin reparo en el agua ya turbulenta.

¿Cómo prepararnos para lo que viene? Esa es la pregunta que más nos compromete con nuestros objetivos. Durante la Jornada de Perspectivas de RRHH para el 2015, se compartieron algunas recomendaciones para no perder de vista lo más importante de los retos que se asoman. 

Raúl Briceño, Lic. en Relaciones Industriales y profesor del IESA, propone comprender que los contratos no son garantía de un acompañamiento en los objetivos globales por parte de los colaboradores de la organización, por lo tanto es fundamental evaluar la condiciones del “contrato emocional” que representa los beneficios no cuantitativos, pero que marcan un diferencia positiva en la percepción de los empleados, este comprende todo lo relacionado con: el trato, el balance entre el trabajo/familia y todo lo asociado con el liderazgo.

Por otra parte, Briceño comentó que la inflación no debería ser el único estímulo para realizar aumentos salariales, porque los incentivos están directamente relacionados con los alcances de las metas y proyectos concluidos con éxito. Igual sugiere que los aumentos tendrán un efecto más “justo” cuando se consideren las variables de apoyo y gestión como cualidades importantes para enmarcar diferencias y no solo anclarse a los paradigmas de la antigüedad, la demanda profesional y la filiación extraprofesional.

Siempre existe la posibilidad de retener el talento más apropiado para la organización, solo es necesario “abrir las puertas”, derribando los muros divisorios entre los jefes y sus respectivos colaboradores, siendo más transparente y evitando el exceso de reglas; además al comunicar e informar de forma clara las condiciones de lo que denominamos “realidad”, reconoces la importancia de tu equipo para enfrentar cualquier situación de crisis. Destacó Briceño.

También, Luis Manuel Ramírez, Ingeniero Industrial, con post grado en desarrollo organizacional, expone que los nuevos paradigmas están asociados al aislamiento y la incertidumbre, lo que degenera en una cultura de “islas” corporativas, en las que las unidades no actúan de forma cohesionada, sino de manera individual, generando un exceso de prioridades, que no favorecen la productividad global.

La falta de sincronización de la alta gerencia con respecto al entorno y a sus unidades de gerencia media disminuye porcentualmente el progreso. Ramírez propone crear nuevos hábitos, para obtener esquemas de ejecución diferentes, que permitan medir los niveles de recuperación.

Según Luis Manuel Ramírez, hay que medir el clima organizacional constantemente, porque la tendencia del cambio suele ser inmediata y al retrasar la medición, las acciones terminan siendo atrasadas. Por ello Ramírez, rescató la importancia de involucrar a los gerentes más “cómodos” con la creación hábitos, para convertir las expectativas en metas, creando así una estrategia de desarrollo más práctica.

Ambos facilitadores confesaron que las compensaciones deben salir de los parámetros normales, cuando a la organización le interesa retener un talento.

Aunque el panorama no es completamente claro para este nuevo año, prepararse para situaciones complejas y definir con quién deseas contar para enfrentar los buenos y malos momentos, garantiza que el trabajo sea sistémico y que cada circunstancia constituya un paso hacia el proceso evolutivo de la organización.

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario