¿Qué deben hacer las empresas para que el trabajo híbrido funcione? – Blog de Empléate
fade
6105
post-template-default,single,single-post,postid-6105,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Qué deben hacer las empresas para que el trabajo híbrido funcione?

Con la llegada de la pandemia mundial, los empleados y directivos de empresas tuvieron que adecuarse a nuevas modalidades de trabajo, en este caso, el trabajo remoto. Sin embargo, conforme han ido transcurriendo los meses, el escenario se ha ido transformando y la modalidad del trabajo híbrido ha ido tomando cada vez más fuerza. ¿Quieres saber de qué se trata y qué medidas deben tomar las empresas para que funcione de manera eficaz? Este artículo es para ti.

La modalidad del trabajo híbrido implica que los trabajadores puedan realizar sus actividades algunos días desde sus casas y otros días desde la oficina. Sin duda una opción que ha captado la atención de los empresarios y colaboradores que se sentían atrapados sin poder interactuar con otros de una manera más cercana, sin dejar de lado las medidas sanitarias con las que se eviten contagios no deseados.

¿La modalidad es viable para todas las empresas?

Para que sea viable es necesario que las empresas sean capaces de hallar la mejor alternativa para que funcione bien y ambas partes (empleados y directivos) se beneficien.

Según el estudio Resetting Normal, realizado en 2020 por el Grupo Adecco (compañía consultora de recursos humanos), tres de cada cuatro personas quisieran insertarse en una modalidad de trabajo híbrida; es decir, una combinación de trabajo remoto y de oficina. Además, el 80% de los participantes demandó una mayor flexibilidad, tanto en la manera de realizar sus funciones como en el sitio donde debe realizarlas.

A continuación, mencionamos algunas recomendaciones de parte de Adecco para que la modalidad del trabajo híbrido sea la más adecuada:

Identificar los cargos que se pueden adaptar a la modalidad

Esto es fundamental para definir cuáles son los trabajadores que pueden laborar equilibradamente desde casa y desde la oficina o que, por el contrario, pueden hacerlo solo de manera remota o solo desde casa. La idea es que haya una gestión eficiente del talento humano y así saber quiénes cuentan con todo lo necesario para hacer sus labores desde casa o si requieren de los equipos de la oficina.

Acá la empresa debe tener mucha empatía, flexibilidad y creatividad para pensar fuera de la casa y diseñar estrategias efectivas y viables. Solo de esta manera será posible que los equipos de trabajo funcionen mejor y sean más productivos ante esta nueva modalidad laboral.

Darles más importancia a los resultados que al horario

Si algo nos ha enseñado la pandemia es que los resultados obtenidos siempre serán más importantes que cumplir con un horario preestablecido. La clave de la modalidad del trabajo híbrido es que los empleados cumplan con los objetivos propuestos, sin importar si deben estar dos u ocho horas detrás de un computador o conectado a un teléfono inteligente.

Dejar atrás esos viejos cánones, donde el jefe siempre debe estar encima del trabajador, es el reto que deben asumir las empresas, de esta manera podrán darle paso a un nuevo esquema basado en metas cumplidas y no en horas trabajadas. Aunque no parezca, trabajar menos horas durante el día no solo les permitirá a las empresas disminuir los gastos, sino que además podrán emplear ese capital ahorrado en inversiones que tengan que ver con innovación tecnológica y capital humano.

Fomentar el compartir (digital y presencial)

Cuando se trabaja de manera híbrida lo más seguro es que la socialización disminuya considerablemente, ya que el equipo usual de trabajo no estará todas las veces completo y no todos coincidirán el mismo día en la oficina, por lo que es necesario que las empresas fomenten el compartir, por ejemplo, a través de una videollamada o, cuando estén en la oficina, propiciar unos minutos para el café de la tarde.

La idea es mantener el bienestar y la salud mental de los trabajadores a través del compartir y la cercanía con otros por medio de una aproximación proactiva con la que se prioricen los espacios para la interacción.

Estar pendiente de las necesidades de los trabajadores

Esto es algo que muchas empresas pasan por alto, sobre todo si lo que tiene en mente es hacer dinero y solo vigilar que el trabajador cumpla con los objetivos propuestos. Sin embargo, estar atento a lo que el empleado necesita para desenvolverse bien, ya sea desde casa o la oficina, es fundamental para garantizar que todo fluya como se espera y que los resultados realmente rindan frutos.

De nada sirve pedirle al trabajador que sea productivo, creativo y que vaya más allá de lo que se le pide si no se le proporcionan las herramientas necesarias para que pueda cumplir con sus labores. Si el trabajador acude a la oficina esta debe contar con espacios adecuados que fomenten la innovación, la productividad y el bienestar colectivo. Mientras que si debe trabajar desde casa la empresa debe proveer al trabajador de todos los implementos necesarios para que todo fluya.

Dar espacio para la desconexión

Otro aspecto que suele pasarse por alto y es que el empresario debe entender que, si bien el trabajador está dispuesto a cumplir con las metas propuestas y en el lapso estimado, también debe tener la oportunidad de desconectarse para atender sus asuntos y proyectos personales.

El reto de las empresas es sacarse el chip de que el empleado debe estar disponible 24 horas al día, 7 días a la semana. Trabajar demasiado solo traerá como consecuencia agotamiento y pérdida de productividad. La idea es garantizar que el empleado pueda descansar y nutrir su parte personal.

Promover espacios de capacitación

La idea es que las empresas determinen la brecha de habilidades digitales de cada uno para así poder buscar los cursos que mejor se adapten a las necesidades de la organización y de los trabajadores. Los colaboradores deben capacitarse constantemente para poder fluir con las transformaciones tan rápidas que se vienen dando con la digitalización del trabajo.

Una buena alternativa es que se implementen programas de asesoría, tutoría o coaching para que, junto con otros métodos de formación se logre potenciar el desarrollo de las habilidades blandas y nuevas competencias. 

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/que-implica-estar-bajo-un-modelo-de-trabajo-hibrido

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario