Prepárate para afrontar las reuniones virtuales sin terminar agotado – Blog de Empléate
fade
5510
post-template-default,single,single-post,postid-5510,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Prepárate para afrontar las reuniones virtuales sin terminar agotado

Para nadie es un secreto que el tipo de rutina que solíamos tener, hace tan solo unos meses, hoy es totalmente diferente. Antes se trataba de ir diariamente a la oficina y cumplir con nuestros deberes laborales, sin embargo, desde que se declaró el estado de pandemia el entorno y la realidad laboral cambió al punto que casi todas las actividades se realizan desde un equipo móvil con conexión a internet. Una de las actividades más comunes es sin duda las reuniones de tipo virtual a través de las populares videollamadas, pero, aunque parezcan algo muy “natural” pueden llegar a resultar incómodas y hasta más agotadoras que las presenciales. En las próximas líneas comentamos un poco acerca de esta realidad.

En la actualidad existen diversas plataformas como meet y zoom, a través de las que se pueden llevar a cabo reuniones virtuales de trabajo, gracias a su versatilidad, facilidades y a su capacidad de conectar a muchas personas en un instante. Sin embargo, algunas encuestas han demostrado que, aunque parezca una opción más relajada y llevadera, lo cierto es que genera mucho estrés, ansiedad y presión, sobre todo cuando hay problemas con la conectividad a internet que hace que las cosas se retrasen o que algunos miembros del equipo terminen por no estar presentes perdiéndose la reunión.

Otro de los aspectos que suelen generar incomodidad es que prácticamente las personas tuvieron que adaptarse de un día para otro a una modalidad de comunicación que no solían manejar y que les resultaba desconocida, además del cansancio y el desgaste que les produce estar tanto tiempo sentados frente a un monitor. Esto, aunque muchos no lo noten, realmente produce un cansancio adicional, ya que sin darse cuenta terminan trabajando por un tiempo más prolongado.

¿Por qué las videollamadas son tan agotadoras?

Se ha determinado que las reuniones virtuales producen más agotamiento que las presenciales, entre varias cosas, porque las personas sienten una especie de presión extra de parecer más interesados por lo que se está hablando, además del contacto visual sostenido que produce cansancio innegable y el tener que enfocarse más en las palabras que se van a utilizar para que todos comprendan el mensaje que se desea transmitir para que no sea tomado de una manera errada, evitando los malos entendidos.   

¿Cómo gestionar estas reuniones?

Antes que todo es necesario tener claro que en la actualidad las videollamadas seguirán siendo una herramienta fundamental para organizar y coordinar tareas en la distancia, sin embargo, esto no debe ser algo negativo. Para esto es importante aprender a gestionar los encuentros de manera productiva para evitar desgaste e incomunicación. A continuación, mencionamos algunas cosas que se deben evitar al momento de hacer una videollamada para que sea más productiva.

Movimientos excesivos. Esto es crucial, ya que generalmente cuando hacemos videollamadas nuestro torso y la cabeza son las partes más visibles, por lo que es necesario mantener una postura relajada para que los demás se sientan más cómodos, sobre todo cuando hay problemas de conexión a internet. En el caso de aquellas personas que suelen mover mucho las manos y brazos al hablar, lo ideal es controlar sus extremidades para evitar que los interlocutores se distraigan.

Lucir aburrido. Esto es algo muy común, ya que al estar frente a un computador pueden aparecer algunos indicios de cansancio como los bostezos, desviar la mirada a otra parte o estirar el cuerpo. Para evitar lucir cansado o aburrido ante los demás, lo recomendable es tratar de estar descansado, haber caminado un poco, comer algún tentempié para evitar signos de hambre o haber realizado otra actividad que te haga sentir renovado, luciendo con energía y disposición.

Hacer varias tareas además de la videollamada. Aunque hay quienes apoyan el ser multitasking, lo más recomendable es enfocarse en una tarea a la vez, sobre todo si se trata de una videollamada, de lo contrario corres el riesgo de lucir distraído o desinteresado acerca de que se está hablando. Evita ver correos o revisar las redes sociales mientras estés en una reunión virtual, eso garantizará que entenderás todo el contenido.  

Crear sonidos molestos. Esto puede ser un error en el que terminan cayendo muchas personas, ya que al estar en medio de una reunión virtual se olvidan que por lo general se usan audífonos que magnifican el sonido por lo que si se hacen ruidos molestos estos pueden incomodar al resto del equipo. Para evitar esto, trata de no comer durante las llamadas, ni estar cerca de una fuente de ruido.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/reuniones-virtuales-pueden-agotar-mas-que-las-presenciales

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario