¿Preparado para una mesa redonda? – Blog de Empléate
fade
5501
post-template-default,single,single-post,postid-5501,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Preparado para una mesa redonda?

Conocer la opinión de varias personas que conforman un grupo o equipo de trabajo, acerca de un tema puntual, a veces puede resultar en un dolor de cabeza si no se aplican las técnicas o metodologías adecuadas que ayuden a facilitar la dinámica. En esta oportunidad hablaremos de la mesa redonda y de cómo se puede organizar para que el resultado sea exitoso y favorable para el logro de los objetivos dentro de una organización.

Si bien el término mesa redonda por sí solo suena como algo fácil, lo cierto es que en la práctica puede llegar a ser muy estresante y difícil de dominar por la responsabilidad que implica. Sin embargo, cuando hay disposición y se prepara de manera correcta, los resultados pueden ser mejores de lo esperado.

Para comenzar, es fundamental comprender que la mesa redonda requiere que la persona que la organiza sea capaz de dominar esta modalidad para poder emplearla de manera adecuada, ya que conocer la opinión de los demás, sin que esto implique llegar a un conflicto innecesario, requiere de pericia y autocontrol. La mesa redonda puede aplicarse en convenciones, congresos, charlas, talleres, exposiciones orales de todo tipo, clases para un auditorio e incluso en entrevistas laborales.

¿Cómo funciona?

Una de las primeras cosas que se debe tener presente es cómo se desarrolla esta metodología. En primer lugar, se designa a un moderador o coordinador que se encargará de que todo fluya como debe y es quien iniciará la conversación para introducir el tema que se va a tratar, presentará a los expositores y anunciará el orden en que cada uno hablará para comenzar a dar paso a las exposiciones.

Seguidamente, la modalidad contempla que cada participante miembro de la mesa tenga la oportunidad de utilizar unos minutos para poder exponer sus ideas y opiniones ante los demás, mientras los demás escuchan de manera atenta. Mientras que la persona tenga esta posición privilegiada, los demás no podrán interrumpirle.

El participante deberá aprovechar al máximo estos minutos para exponer su punto de vista y destacarlo de otras opiniones que ya hayan esbozado. En este punto la persona también estará en una posición vulnerable puesto que los demás estarán atentos de anotar cualquier duda que sus opiniones les generen para “atacarlas” luego. Por eso se trata de una de las metodologías más estresantes y complejas de dominar.

Existen algunos trucos que se pueden poner en práctica al momento de afrontar una mesa redonda con el fin de salir airoso y superarla de forma exitosa. A continuación, dejamos algunas recomendaciones que pueden ser de mucha utilidad:

Prepárate y respeta el orden y los roles. Esto es fundamental, ya que la clave para que una mesa redonda sea exitosa es mantener el respeto por el orden, los tiempos y los roles asignados a cada miembro. La idea es que la persona no se deje dominar por las emociones de ansiedad que pueda generar el momento, por lo que se recomienda hacer respiraciones profundas antes de expresar una opinión o tomar decisiones que puedan resultar controversiales para otros. Hay que tener claro que las preguntas estarán a la orden del día por lo que la persona debe estar preparada para los cuestionamientos o miradas de otros participantes. La preparación genera relajación.

Ponte en el lugar del otro. Esto será crucial para determinar si lo que manifestarás le quedará claro a los demás o si, por el contrario, deberás reformular puntos específicos de tu exposición. Realiza prácticas desde tu casa donde definas si estás exponiendo tus ideas de forma correcta o si necesitas ajustar la orientación del discurso. Utiliza la empatía como herramienta para mejorar tu capacidad organizativa y optimizar los resultados obtenidos.

En una entrevista laboral

En algunas empresas los reclutadores aplican esta metodología con el fin de que varios postulantes compitan entre sí por un cargo específico. Cuando se trata de una entrevista laboral se utiliza como una manera de conocer mejor a los futuros candidatos. Si te encuentras en este escenario, lo ideas es que te relajes y te prepares para cuando llegue el momento, así podrás estar listo para demostrar que eres el mejor candidato y buscar la forma de destacar de los demás.

Probablemente te pregunten acerca de un problema propio de la empresa o te presenten una situación imaginaria que tendrás que resolver. Aunque no les des una solución concreta, lo importante será que seas capaz de mostrar una postura con firmeza y argumentos válidos que den fe que puedes ser líder y persuadir a otros. La clave, además de darles a conocer tu opinión, es que puedas mostrar esas características personales que te definen e identifican, las cuales a fin de cuentas son las que incidirán en tu desarrollo profesional.

Por GGBA

Fuente: https://www.universia.net/es/actualidad/empleo/como-hacer-mesa-redonda-1150997.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario