¿Posees estas competencias laborales? – Blog de Empléate
fade
4986
post-template-default,single,single-post,postid-4986,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Posees estas competencias laborales?

Para nadie es un secreto que las empresas y emprendedores se están enfocando cada vez más en conseguir personal que pueda aportarles ese aspecto extra tan necesario para impulsarlos al éxito, sin embargo, cuando de actualizar el currículo se trata, muchas personas suelen olvidar u omitir competencias laborales que son fundamentales si buscan destacar de otros candidatos al momento de postularse a una oferta laboral. Aunque parezca obvio, tener un buen currículo es crucial, no solo cuando se ha decidido emprender la búsqueda de un nuevo empleo, sino también para que los reclutadores se fijen en todo lo que tienes para ofrecer y te tomen en cuenta para posibles ofertas nuevas o adicionales a tu empleo actual.

Una de las cosas que hay que tener presente es que estamos en una era digital que demanda que las personas manejen aspectos importantes acerca de esta materia, o al menos que muestren inclinación por aprender nuevas herramientas que ayudarán a impulsar el éxito de las compañías. Digamos que tener un buen currículo no es todo lo que se necesita para buscar un nuevo empleo, pero sí es fundamental para que los empleadores muestren interés, por eso es necesario saber qué colocar y qué se debe evitar.  

Si bien estamos acostumbrados a destacar las experiencias laborales que hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo, hay factores que en la actualidad son mucho más relevantes como, por ejemplo, las competencias personales y las habilidades humanas que tengamos para ofrecer. A continuación, mencionamos algunas de ellas: 

Saber comunicarse. Esto es crucial, ya que, si no existe una buena comunicación con tus compañeros de trabajo o con tus clientes externos, es muy poco probable que el trabajo fluya de buena manera. Es una habilidad que, si bien no todos poseen de manera natural, se puede aprender con un poco de dedicación.

Valorar el trabajo en equipo. Este es un aspecto que sin duda muchas veces genera polémica dentro del entorno laboral, ya que muchas personas están acostumbradas o prefieren trabajar solas sin ayuda de terceros, sin embargo, el hombre es un ser por naturaleza social por lo que, si realmente desea destacar entre otros candidatos, deberá tomar en cuenta la importancia de saber trabajar en equipo para lograr objetivos comunes. De esta manera, los reclutadores son muy exigentes y prefieren escoger candidatos que muestren que pueden escuchar y aceptar los distintos puntos de vista de sus compañeros en pro de la organización.  

Tener capacidad de organizarse. Acá entra en juego todo lo referente al orden de prioridades que la persona sea capaz de darle a sus tareas, es decir, que sepa cómo organizar sus actividades por orden de importancia y urgencia para poder cumplirlas cabalmente y en los plazos establecidos. Esto es sinónimo de confiabilidad y eficiencia.   

Poder liderar a un equipo. Es una de las competencias laborales preferidas por los empleadores, ya que toman en cuenta que la persona esté en la capacidad de tomar decisiones relevantes que le permitan resolver problemas dentro de la organización, así como proponer nuevas alternativas para hacer modificaciones dentro de la misma. 

Ser capaz de manejar programas informáticos. Con esto no queremos decir que es indispensable haber estudiado una carrera vinculada al área de informática, pero sí tener conocimientos puntuales y fundamentales referentes a la tecnología y algunas de sus variantes. Además, es bueno destacar la facultad para hacer análisis de los números o estadísticas que permitan impulsar el negocio.  

Saber comunicar las cosas de manera escrita. Esto es tan esencial como saber expresarse oralmente con los demás, ya que cuando sea necesario redactar algún correo electrónico, la persona deberá saber dejar sus ideas claras para que no se preste a confusiones o malos entendidos. Los reclutadores se fijan en que el currículo carezca de errores ortográficos y de sintaxis. Un punto adicional de todo esto es evitar al máximo caer en descripciones personales en las que se usen adjetivos como “inteligente”, “creativo”, “detallista” o “hábil”, ya que podrían parecer algo vacías o como si te estuvieras halagando a ti mismo. 

Por: GGBA

Fuente: https://noticias.universia.net.co/consejos-profesionales/noticia/2015/09/11/1131088/7-competencias-laborales-pueden-faltar-hoja-vida.html

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario