Este martes 1° de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los llamados Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas que fueron ejecutados en 1886. El reclamo de los trabajadores era claro: un pedido de reducción de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo “normal” era trabajar entre 12 y 16 horas. La protesta, llevada a cabo inicialmente por 80.000 trabajadores, desembocó en una poderosa huelga nacional que afectó a numerosas fábricas de los Estados Unidos. La fuerza demostrada por los obreros en su reclamo marcó un antes y después en la historia de los trabajadores, instaurándose aquella fecha como el “Día del Trabajador”.

Ese mismo año, la Noble Order of the Knights of Labor, una organización de trabajadores, logró que el sector empresarial cediese ante la presión de las huelgas por todo el país. Entonces, el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la Ingersoll, estableciendo ocho horas de trabajo diario. Como los empleadores se negaron a acatarla, el conflicto se fue extendiendo a otras ciudades norteamericanas, logrando que más de 400.000 obreros pararan en 5.000 huelgas simultáneas. La magnitud del conflicto causó preocupación al gobierno y al sector empresarial, que creyeron ver en las manifestaciones y huelgas el inicio de una revolución anarquista.

En la actualidad, muchos países rememoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Hay algunos que no lo hacen –en general, países de colonización británica–, como Estados Unidos y Canadá, que celebran el Labor Day (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre; Nueva Zelanda, el cuarto lunes de octubre.

En Australia, cada estado federal decide la fecha de celebración: el primer lunes de octubre en el territorio de la capital australiana, Nueva Gales del Sur y Australia Meridional; el segundo lunes de marzo, en Victoria y Tasmania; el primer lunes de marzo, en Australia Occidental; y el 1º de mayo en Queensland y el Territorio del Norte.

En Venezuela fue el presidente Isaías Medina Angarita quien decretó por primera vez esta fecha como conmemoración al día del trabajador, pero no fue hasta el gobierno de Rómulo Betancourt que se proclama como feriado no laborable y con derecho a remuneración. En esta fecha celebramos por todos aquellos que diariamente se levantan con las mejores energías para emprender caminos de dicha y éxito; desempeñando su labor con entusiasmo, responsabilidad y esa alegría que tanto nos caracteriza como venezolanos.

Ser trabajador implica dar lo mejor de nosotros en cualquier oficio. Médicos, ingenieros, abogados, músicos, conductores, comunicadores, obreros, emprendedores, del hogar y comerciantes son parte de la clase trabajadora de nuestro país.

Fuentes: http://www.perfil.com/noticias/sociedad/

Por: GGBA

 

Comparte y comenta si es de tu agrado.

A %d blogueros les gusta esto: