Optar por el primer empleo no debe ser un dolor de cabeza – Blog de Empléate
fade
4857
post-template-default,single,single-post,postid-4857,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Optar por el primer empleo no debe ser un dolor de cabeza

Para nadie es un secreto que la primera experiencia laboral tiende a dejar huella en la vida personal y profesional de los jóvenes que están a la expectativa de cuál será ese primer empleo que les permita activarse económicamente. Es usual que, ante esta situación, muchos no sepan qué deben hacer o cuáles son las recomendaciones a seguir para lograr ingresar a una empresa, además de cómo enfrentar este primer desafío en su plan de carrera. La cosa se complica cuando estos jóvenes no cuentan con experiencia previa en otros trabajos, por lo que tener un currículo acorde a las exigencias del mercado actual suele ser un tema que les genera angustia y mucha presión.  

Pero, ¿Qué sucede cuando no tienes estudios ni experiencia al momento de elaborar un CV y estás enfocado en conseguir tu primer empleo? No es algo sencillo, ya que en un CV se reflejan todas las experiencias laborales obtenidas y los estudios académicos que las personas han ido realizando a lo largo de su vida, sin embargo, como todo en la vida tiene solución, dejaremos algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para darle otro enfoque a tu CV y conseguir el primer empleo.

Evita pensar en el contenido que debe tener tu CV. A ver, cuando no se tiene experiencia lo ideal es ser honestos y evitar mentir colocando información falsa en el CV. Si no se tiene nada, no se coloca nada. Ahora bien, todo esto cambia cuando nos enfocamos en resaltar las competencias que tenemos como nuestra carta de presentación en lugar de pensar en estudios y experiencia. Dicho en palabras más sencillas, aunque una persona no tenga estudios ni experiencia, seguramente tiene uno o varios talentos que ha podido desarrollar en sus años de vida, por lo que colocarlo en esta hoja de vida le facilitará poder obtener un empleo para el que no se necesita haber trabajado antes o tener estudios a un nivel superior.

Un ejemplo de esto puede ser cuando hay personas que son extrovertidas, les gusta relacionarse con la gente y que, a su vez, tienen habilidades para maquillar, vender, limpiar, cocinar, organizar, diseñar, entre otras que van a depender del área a la que se aspire. Aunque no se crea, esto puede servir como un excelente primer paso para comenzar a laborar como aprendiz y de cara al público que te servirá para crear una carta de presentación donde expongas tus competencias junto al nivel de motivación que tienes por conseguir el puesto de trabajo. Quizás te parezca básico, pero es una de las mejores maneras para aproximarte a un trabajo que nunca antes hayas realizado.

Reflexiona en qué puedes ser bueno. Esto es clave para encontrar tu primer empleo, ya que cuando se está en la búsqueda de una primera experiencia profesional partiendo de la nada puede convertirse en un dolor de cabeza, algo que no queremos. En este caso es fundamental escuchar tu interior para saber en qué puedes ser bueno, qué has aprendido hasta ahora, cómo podrías emplearlo para conseguir un puesto de trabajo y más importante, qué es lo que te gustaría hacer realmente. Acá se debe ser realista puesto que al no tener estudios o experiencia es seguro que se presentes limitaciones y hay cargos a los que no podrás optar y deberás enfocarte en pequeños oficios que no requieran necesariamente de estudios, pero que se relacionen con tus aspiraciones y forma de ser. De esta manera irás aprendiendo cosas nuevas y tu experiencia irá en aumento.

Incluye actividades cercanas a lo profesional en tu CV. Aunque no tengas experiencias laborales puedes incluir esas actividades que hayas realizado en otras áreas como, por ejemplo, voluntariado o algún pasatiempo especial que haya puesto a prueba alguna habilidad específica que se relacione con el puesto al que aspiras, pues, aunque no cuenten propiamente como experiencia profesional, añadirán valor a tu perfil.  El verdadero reto está en analizarse a sí mismo para entender cuál es ese primer empleo que deseas conseguir, encontrar el punto de conexión que te acerque a tus objetivos.

Por GGBA

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/economia/el-primer-empleo-los-multiples-desafios-frente-a-la-puerta-del-mundo-laboral-nid2123521

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario